Demasiado Barcelona para un tímido Atlético

Messi pica el balón para hacer el segundo del Barça. / GERARD JULIEN (AFP)

El encuentro que disputaron en el día de ayer el Atlético de Madrid y el FC Barcelona acabó con victoria por 1-2 de los visitantes. Torres adelantó al conjunto local, Neymar puso el empate en el marcador con un sensacional lanzamiento directo y Messi culminó la remontada con una definición magistral.

Desde el comienzo del partido se percibió un Atlético muy echado atrás que no hacia más que esperar al Barcelona para salir rápido a la contra. El conjunto dirigido por Luis Enrique se encontraba muy cómodo ante un conjunto que no le ponía en dificultades y no ejercía la presión adelantada que tanto daño les hace. El primer tiempo lo dominó el Barcelona en su totalidad aunque no gozó de demasiadas ocasiones. El conjunto rojiblanco acusó el no tener un medio centro que sea capaz de llevar la manija del equipo, se percibieron los problemas de partidos pasados en los que no hay demasiada claridad en el centro del campo y eso dificulta que lleguen balones con criterio a los hombres de arriba. Koke estuvo muy desaparecido durante todo el encuentro, y el equipo lo acusó. No fueron capaces de poner en aprietos a la zaga del actual campeón de liga.

En el segundo tiempo si que hubo algún síntoma en los primeros compases de que el conjunto de Simeone iba a buscar el partido. En el minuto 50 Torres se plantó en una contra mano a mano con Ter Stegen y el delantero de Fuenlabrada no lo desaprovechó, batió al meta alemán con un disparo cruzado que pegó en la cepa del poste que supuso el primero tanto en el marcador. Pronto iba a llegar el jarro de agua fría cuando Neymar estableció el empate con un lanzamiento de libre directo magistral, ante el que el guardameta Oblak no pudo hacer nada. Luis Enrique dio entrada a Messi en el 59, y a partir de aquí cambió el partido por completo. El astro argentino combinaba con Suárez y Neymar con mucha velocidad y criterio, fue así en una jugada que inicio el argentino, tras una serie de pases en la frontal del área, se planta delante del meta esloveno y define con la calidad que nos tiene acostumbrados. Con el 1-2 en el marcador el equipo de la capital no pareció tener soluciones para buscar el empate y no incomodó al conjunto blaugrana.

Creo profundamente que el Atlético tiene la mejor plantilla en muchos años, también creo que tiene jugadores para jugar al fútbol mucho más de lo que lo hizo. Me gustaría haber visto a un equipo valiente y que buscase el partido con una presión muy fuerte arriba, sin dejar jugar cómodo al Barsa y aprovechando la velocidad de Griezmann. El Atlético no utilizó las virtudes de Óliver y koke que estuvieron desaparecidos durante todo el encuentro. Parece que contra equipos como el Barcelona al conjunto colchonero le quema el balón y no son capaces de jugarlo con criterio, cuando recuperan el esférico lo pierden con demasiada facilidad y eso es darle demasiadas facilidades a un equipo con la calidad del equipo dirigido por Luis Enrique. Ahora toca centrarse en el partido del próximo Martes y en traer los 3 puntos de Estambul.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *