Estadio casi lleno

El Sánchez Pizjuán está viendo esta temporada cómo la afición de su equipo se está volcando, casi en masa, jornada tras jornada. Finiquitada la décima semana de competición, el campo de Nervión tiene cada vez menos asientos vacíos. Ya sea por apoyo al primer equipo, por los partidos que hasta el momento se han celebrado o por el mayor número de abonados de este año, el tema es que, de momento, es habitual colgar el cartel de no hay billetes.

El estadio tiene una capacidad de 45. 500 espectadores y, motivados por la Champions League, este año se ha conseguido la nada despreciable cifra de 38.000 abonados. De esta forma, y si las cuentas no me fallan, quedan libres 7.500 localidades de venta en taquillas. Entre todos, y de momento en lo que llevamos de Liga, el estadio está teniendo una ocupación media de 36.988 asientos, siempre según fuentes oficiales aportados por la LFP.

A pesar de ser de letras, con calculadora en mano me sale que el coliseo de Nervión ha tenido un porcentaje de ocupación del 81,29. Pero lo más característico es que el estadio que más asistentes ha tenido es el perteneciente al Eibar!! Una localidad de 27.500 habitantes cuyo estadio tiene una capacidad de 6.267 asientos. Y esto cómo puede ser? Pues muy sencillo. La ocupación ronda los 5.268, lo que supone, en proporción, una asistencia del 84,05. Así, cualquiera.

Pero hay que admirar que el Sevilla ocupe la cuarta posición, sólo tras el mencionado equipo vasco, el Real Madrid (con un porcentaje del 82,28 por ciento y una media de 66.685 espectadores de los 81.000 asientos que posee el Bernabéu) y el Atlético (con 82,24% por ciento y 45.109 espectadores de los 54.900 que tienen cabida en el Vicente Calderón). Como se puede comprobar, aforos superiores a los del conjunto hispalense. En contra, a la cola se encuentran el Levante (con el 51,46% y 13.048 asientos ocupados de los 25.354 que posee), el Espanyol (45,80% de ocupación con 18.551 de las 40.500 localidades que tiene) y el Getafe (con un porcentaje del 31,51% y sólo 5.480 asistentes frente al aforo de 17.393 plazas).

Así pues, se concluye que tras los enfrentamientos en casa de esta temporada, la asistencia ha sido prácticamente de mil espectadores menos que el número de socios, tendencia que esperemos se mejore o se mantenga en el resto de jornadas de Liga. Si ejercemos de azafata del 1,2,3, la afición sevillista está recompensando a su equipo por la gran actuación de la temporada pasada acudiendo cada jornada.

Javier Soltero

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *