Victoria con doble premio

Tras la derrota del Viktoria Plzen en Minsk, el Rapid Viena y Villarreal se aseguraban un puesto en los dieciseisavos de la Europa League. Pero no por ello este partido iba a ser menos importante ni mucho menos, pues estaba en juego la primera plaza del grupo y con ello la oportunidad de enfrentarse a un equipo de menor categoría en la próxima ronda.

El primer tiempo se redujo a una división en tres partes de los 45 minutos de juego en el que la parte central de esta la dominó el conjunto austríaco mientras que el resto lo hizo el Villarreal. Se apreció un Rapid de Viena volcado al ataque, sin prisa y con mucha cabeza, buscando el gol en todo momento. El Villarreal, se precipitado en algunas ocasiones del partido e incluso llegó a dejar de lado su filosofía futbolística cuando se vio acorralado y lo pasó mal. Cuando tuvo el balón demostró superioridad y creó peligro, cerca estuvo de anotar el gol que abriese el marcador, pero lejos quedaron las sensaciones de que el esférico pudiese entrar en el fondo de las mallas.

En la segunda parte el Villarreal se volcó mucho más arriba y con mucho más peligro. Hasta en una ocasión remató Soldado en el palo. En esa misma jugada, a la contra, Mariano Barbosa salvó al equipo de una peligrosa jugada. Se demostró que el Villarreal, jugando a su fútbol y sin renunciar a su filosofía de juego era muy superior y capaza de generar más peligro que el rival. Los últimos minutos del Villarreal fueron de infarto, pues el equipo se volcó con todo arriba. El premio llegó en forma de gol, Bruno Soriano aprovechaba un córner para anotar el 1-0.

Con esta victoria el Villarreal sige en la pugna, dependiendo de sí mismo, por el liderato y se la juega al todo o nada ante el Plzen que ya está matemáticamente descalificado. Por su parte, el Rapid Wien se juega también el liderato ante el colista, el Dinamo Minsk.

 

Foto portada: mundodeportivo.com

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *