Calamidad Vinotinto


Para los que puedan estar ajenos a la realidad que está ocurriendo en Venezuela, es muy oportuno contarles que lo que sucede en estos momentos con la selección venezolana de fútbol, mejor conocida como La Vinotinto, es muy crítico. Tanto así que se ha llegado a un punto en que la incertidumbre, desidia y desesperación se han logrado apoderar de 30 millones de venezolanos; hasta el punto en que una selección que generaba unión, hoy divide a un pueblo.

Existen decenas de razones por la cual esto se convierte en una realidad. Entre ellas está el mal balance que ha tenido la selección en este nuevo proceso de la mano de Noel “Chita” Sanvicente, quien llegó hace un año y cuatro meses a relevar a César Farías en el cargo de entrenador. Sin duda alguna este proceso ha sido totalmente nefasto para el combinado vinotinto que pese a poseer una excelente plantilla, hasta ahora los resultados no se le han dado. Si recurrimos a las estadísticas logramos reafirmar lo dicho anteriormente. Por los momentos Venezuela en el proceso Sanvicente posee una marca de 17-PJ; 4-G; 12-P; 1-E; 17-GA; 37-GC. Bastante malo para una selección que hacia casi dos décadas que no presentaba un balance tan malo al menos en cuanto a eliminatorias; para ello nos remontamos a las Eliminatorias Sudamericanas para Francia 98′, ya que sólo se logró obtener 3 empates y 13 derrotas.

Dicho esto, he allí uno de los culpables de este fracaso, nada menos que el propio mandamás Noel Sanvicente. Simplemente porque fue el privilegiado para llevar el timón de esta selección tomando en cuenta su capacidad, ya que lleva en su palmarés el título del entrenador más ganador del fútbol venezolano, reconocido por su carácter colérico y su extrema disciplina para trabajar. Aspectos que al parecer sólo sacó a relucir en el debut por Copa América ante Colombia y que posteriormente se desvanecieron, llevando a este equipo a la deriva total. Debemos complementar que en el arranque de Eliminatorias Sudamericanas rumbo a Rusia 2018 Venezuela ha hecho el ridículo, cayendo en la primera fecha ante Paraguay en casa, luego de visita ante Brasil y Bolivia respectivamente y por último ante Ecuador nuevamente en casa. De este modo culmina las primeras cuatro fechas de eliminatoria con 0 puntos y 11 goles en contra. Ahora, es más que evidente que esto ha generado un estallido en la nación; el alma de los venezolanos se colma de tristeza e incuria día tras día.

Esto es sólo el comienzo de la desventura Vinotinto. Muchos pensarán que a pesar de esta situación la solución más viable es despedir al cuerpo técnico actual. Y vaya que lo es. Pero la realidad es otra. El lunes 23 de Noviembre, partiendo de la última caída en casa ante Ecuador, se efectuó una reunión entre Chita Sanvicente y la Federación Venezolana de Fútbol (FVF) donde, se llegó al acuerdo de que Noel Sanvicente permanecerá en el cargo, donde la FVF transmitió respaldo absoluto al entrenador, alegando que posee contrato por tres años más. Desde el punto de vista objetivo, este escenario era de esperarse, argumentado por el mísero hecho de que la FVF es un ente íntegramente irresponsable, soberbio y poco transparente que lleva apoderado del fútbol venezolano cerca de treinta años, donde su ex presidente Rafael Esquivel es uno de los involucrados en el reciente escándalo FIFA, quien hoy día se encuentra tras las rejas. La decepción corre por las venas. La inmodestia por parte de la FVF y el propio Noel Sanvicente se toma de una manera inadmisible. Pese a los malos resultados, escasez de funcionamiento táctico, carencia de identidad y la falta idónea dentro de la cancha, son los factores que han generado desmotivación en cada uno de los jugadores, quiénes hasta los momentos se han mostrado muy afligidos por esta coyuntura que les ha gestado la falta garra que se debe tener a la hora de disputar un partido con la selección de su país. Muy a pesar de esto, el entrenador Sanvicente se ha mostrado irónico en sus declaraciones, un tanto a la defensiva. Citamos textualmente unas de sus declaraciones postpartido versus Ecuador:

“No saldrán palabras de renuncia de acá, si eso esperan, no voy a renunciar”

– Aseveró, un tanto tajante el técnico venezolano durante la rueda de prensa con los medios al finalizar el encuentro frente a los ecuatorianos.

-Además atesoró que no ha recibido el respaldo como técnico, y con tono de regaño hacia sus jugadores dijo que ha encajado los goles como regalos.

“Ahora soy el rey de los regalos, he recibido goles como regalitos”

Tomando en cuenta esto, surgen muchísimas interrogantes… ¿Por qué esos “regalos”?

Evidentemente, él hace referencia a la enorme cantidad de errores puntuales que se han cometido en estos últimos cuatro partidos por eliminatoria; errores que fundamentan los malos resultados, ya que han condicionado totalmente los partidos. Errores infantiles en defensa, en salida (Defensa-Mediocampo) en el retroceso, en marcaje, encajar goles en los primeros 15 minutos de partido, etcétera. Pero si a ver vamos la realidad es que los partidos no sólo se han perdido por errores puntuales, sino también por la nula capacidad de acción y reacción ante la adversidad con algún movimiento táctico contundente o acertado que cambie la situación. Lamentablemente hasta ahora no ha sido así. Inclusive en la gestación de juego, donde claramente el equipo no ha tenido ni un ápice de criterio, pero que en ciertos pasajes del partido se logra algo de determinación (Más por empuje del jugador que por un movimiento desde el banquillo) hasta que llega el momento en que todo se desvanece de manera muy repentina ya sea por alguna desconcentración, error puntual o desorden táctico. Dicho esto, ¿Viene siendo culpa de un conjunto de jugadores desconcertados (con continuidad en el fútbol europeo) los malos resultados y el montón de “regalitos”? o, ¿Por parte de un entrenador que lastimosamente no ha sabido cómo hacer llegar su ideología y transmitir el mensaje que él quiere a sus jugadores? Al no cumplir estos objetivos, Chita Sanvicente se ha mostrado errado en la mayoría de los planteamientos tácticos, donde sus subordinados se manifiestan incómodos y totalmente inconformes con las decisiones tan desacertadas por parte del entrenador que hoy tiene a Venezuela en un completo abismo, de ese mismo modo se ha generado, inevitablemente una brecha entre técnico-jugador, que es enteramente justificable.

Partiendo de allí, las cosas se van dificultando cada vez más. Este miércoles 25 de noviembre llegó a la FVF una carta desde Middlesbrough por parte del ex Athletic Club, Fernando Amorebieta donde él expresa su renuncia a la selección nacional de fútbol “mientras permanezcan en el cargo la junta directiva que forma la FVF y su actual cuerpo técnico”.

A continuación, la carta formal de renuncia y una carta abierta por parte del jugador:


 

 

..

 

Carta Abierta

 

11012704_10153238458412143_4680199843776665320_n


La Iniciativa

 

gol vs argen

Luego de la renuncia de Fernando Amorebieta claramente hubo un descontento por parte de un sector de la hinchada Vinotinto y de los medios de comunicación quienes lo tildaron de cobarde por su inesperada y poco oportuna renuncia a la selección, poniendo en tela de juicio su compromiso con el país cuando verdaderamente él le ha retribuido muchísimo al equipo siendo uno de los pilares en la defensa por su gran calidad y experiencia en el fútbol europeo. Al final se sabrá si en realidad esta argumentación terminará salvando al fútbol venezolano de este naufragio o por el contrario, estaría echando más leña al fuego.

Repercusiones

Y es que tras de la dimisión de Fernando Amorebieta, el actual presidente de la FVF, Laureno González, esa misma noche fue entrevistado para un diario local, donde ofreció declaraciones poco coherentes asegurando que “Vendrán más renuncias” y que “Se está articulando un movimiento por parte de los jugadores en contra del entrenador quien es el más ganador del fútbol nacional” Tales declaraciones fueron del desagrado de muchos, inclusive de los jugadores, quienes el día Lunes 30 de noviembre hicieron llegar una carta mostrando su respuesta a estas declaraciones y su claro descontento. Adjunta, la carta:

carta jugadores

Como podemos apreciar, en la carta están los nombres de 15 jugadores donde destacan: El
Capitán, Tomás Rincón, Salomón Rondón, Oswaldo Vizcarrondo, Luis Manuel Seijas, Josef Martínez, Franklin Lucena, Roberto Rosales y uno de los goleadores de la Primera División de Holanda, Christian Santos. Todos, considerados como los jugadores claves en la selección. Más que dilucidadas las razones por las cuales llega la carta de los jugadores, se concluye que la iniciativa tomada por Amorebieta fue beneficiosa hasta los momentos; aunque no del todo aún…
En respuesta a esta carta el entrenador Noel Sanvicente también ofreció una carta abierta al público, especialmente a sus dirigidos, donde finalmente él reflexiona coherentemente y da pie a su conveniente renuncia. He aquí un extracto íntegro de la carta:

“Deseo ser el primer mediador en esta situación que estamos viviendo y conseguir que jugadores, cuerpo técnico y dirigentes nos unamos en pos de ese gran objetivo que es el éxito de nuestra Vinotinto, pero si mi salida contribuye a que cesen las diferencias, daré un paso al costado siempre pensando en el beneficio de nuestro fútbol. Mientras tanto acá me tienen, con la voluntad de seguir luchando por el cambio, de pelear por mis jugadores y de seguir soñando con que es posible un mejor fútbol venezolano. Eso somos los venezolanos, unos grandes luchadores por las causas justas y contra la adversidad.

Sin distingo de razas ni color político, Venezuela tiene un solo color, el color Vinotinto.

Atentamente,

Noel Sanvicente

Seleccionador Nacional”

 

Para finalizar, recalcamos que Chita Sanvicente confirmó que la próxima semana estará ofreciendo una rueda de prensa para resolver las inquietudes que existen y a posteriori llegar a un acuerdo. Es de valorar el examen de conciencia hecho por Sanvicente luego de toda esta catástrofe, aceptando sus errores y ofreciendo soluciones: Entre ellas la de dar un paso al costado para venga un recambio. Por otra parte, aún se está a la expectativa de lo que pueda hacer la FVF, la cual se ha mostrado indiferente a la situación, constantemente vendiendo humo en sus comunicados y haciendo caso omiso a la búsqueda de una solución, como si nada estuviera pasando. Por lo pronto se espera que las cosas se solucionen, ya el técnico demostró que está dispuesto a salir para que cesen las diferencias, lo cual es lo más sensato que ha hecho Noel Sanvicente en todo su ciclo con la selecta Vinotinto. En cuanto a la FVF no se puede esperar algo concreto, es un ente sin escrúpulos que no cederá fácilmente, pero su fin está muy cerca ya que no poseen el respaldo de nadie en lo absoluto; sin dudas, lo mejor sería es que agarrasen sus pertenencias -empezando por el presidente- terminen de usurpar el poco dinero que les queda y se marchen de manera definitiva para dar paso a un nuevo proyecto, con gente nueva, capacitada y honesta; gente que tenga sentido de pertenencia y que tenga nuevas ambiciones, como la de establecer una base en el Fútbol Venezolano y trabajar en pro de corregir todas esas incontables fallas que hoy están pasando factura. Lo que pueda suceder en los próximos días es una completa interrogante, esperamos que las cosas cambien para bien, para una Vinotinto que ya tocó fondo y que quiere renacer otra vez. Que así sea.

 

 

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *