Bruno señala el camino

El Villarreal enlaza su quinta victoria consecutiva en Liga tras pasar por encima, esta tarde, del Deportivo de la Coruña. Con estos tres puntos el Villarreal empata a puntos con el Real Madrid que se encuentra en la tercera posición. Los amarillos, con este nuevo triunfo aprovechan otra ocasión de oro que les facilitan sus rivales más directos, Sevilla y Athletic, al pinchar en sus respectivos enfrentamientos.

El Villarreal realizó una muy buena primera parte en la que se plantó a un Deportivo muy bien trabajado desde la portería hasta el último hombre de ataque. Los gallegos desprendieron buen fútbol tratando siempre de sacar el balón jugado y transportado desde campo propio al rival. Los pupilos de Marcelino mantuvieron el bloque defensivo de forma sólida, al menos los primeros 45 minutos de juego. En el aspecto ofensivo, el Villarreal tuvo dificultades, pero supo atravesar con solvencia la muralla del conjunto local. El gol llegó poco antes de finalizar el primer tiempo de la mano de Bruno. Este tanto llegó propiciado tras una buena jugada de Jonathan y Mario que habilitaron un buen balón dentro del área para que el de Artana adelantara a los suyos.

Con el resultado en contra, los locales volcaron su fútbol creativo más al ataque si cabe. Las jugadas de este combinado siempre buscaban como fin un referente de ataque, Lucas Vázquez. El delantero apretó, luchó y presionó la salida del Villarreal, pero sin demasiada suerte. En el minuto 47, un error defensivo de al defensa grogueta lo aprovechó Pérez para asistir a Luis Alberto y poner las tablas en el marcador.

En los minutos siguientes el Villarreal se echó atrás y el Depor apretó más. La sensación de peligro era constante en la portería de Areola mientras que Lux veía llegar las acometidas del rival en jugadas aisladas. Hubo una jugada rigurosa en la que Areola salió tarde y golpeó a Arribas en la cara, pero el colegiado no pitó penalti. Ya en los últimos compases del partido, cuando parecía que el empate iba a reflejarse en el resultado final el defensor del Deportivo golpeó por detrás a García en el área y el árbitro pitó un penalti que transformaría Bruno sin piedad.

Esta se convierte en una victoria de vital importancia para un equipo que sigue dando pasos de gigante y se afianza un año más entre los más grandes de la Liga.

 

Foto portada: sport.es

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *