El Villarreal se relaja y el Deportivo se salva

El día de los transistores llegaba esta temporada en la jornada 37. Hasta cinco clubes de la Primera División se jugaban la permanencia y otros tres el título de Liga. El Villarreal, tras ser duramente golpeado por el Liverpool en las semifinales de la Europa Leage, tenía que lidiar ante uno de los conjuntos con más dificultades para certificar una temporada más en la categoría reina del fútbol español: el Deportivo de la Coruña. Para recibir al conjunto gallego, Marcelino formó un cuadro completamente diferente a lo habitual, pues el trabajo de la temporada ya se había completado. De este modo el once tipo que presentó el Villarreal CF fue el siguiente: Barbosa en la portería; Mario, Ruíz, Bonera y Rukavina en la defensa; Samu García, Trigueros, Bruno y Castillejo en el centro del campo; y en la delantera Adrián y Baptistao.

Con el objetivo de la salvación, el Depor apostó por mantener el peso del partido, elaborar las jugadas de peligro y conseguir sorprender a la defensa del Villarreal. Pronto, el Depor dispondría de su primera ocasión en los pies de Luis Alberto que tras un centro proveniente de banda derecha impactaba su disparo en el palo de la portería defendida por Mariano Barbosa. La respuesta de los amarillos no se hizo esperar, Baptistao consiguió enganchar un balón muerto ventajoso para él dentro del área rival pero no sorprendió a Manu Fernández con este. Repetiría ocasión de gol cerca del minuto 25 de partido cuando un fantástico pase aéreo de Adrián acababa en sus pies para que este lo anotara. El impacto con el balón fue bueno, pero la trayectoria no tanto por lo que se marchó fuera. Pocos minutos después, el delantero del conjunto blanqui azul, Lucas Pérez, dispondría de una importante oportunidad para adelantar a los suyos, pero una acertada salida de Barbosa evitó el tanto. En el 32 Fayçal adelantaba a los suyos con un potente disparo con rosca desde fuera del área. Con el marcador de 0-1 favorable para los suyos se cerró una primera parte favorable para los gallegos.

Hasta el minuto 56 no existieron claras ocasiones de gol para ninguno de los dos equipos. Entonces, el delantero referencia del Depor, Lucas Pérez, enganchó un balón en la medular y corrió con él pegado al pie hasta encarar a Barbosa y anotarle el 0-2 que trataba de sentenciar el encuentro. Para revertir la situación, el Villarreal efectuó inmediatamente un doble cambio: entraron Denis y Bakambu en lugar de Adrián y Castillejo. Con estas sustituciones el Villarreal trataba de encontrar la verticalidad que hasta el momento no había alcanzado. Los cambios se notaron, el Villarreal dispuso de una gran ocasión de gol en la que Baptistao golpeaba un balón al palo tra sun centro colocado de Samu. El tercer cambio en el cuadro amarillo se producá por tal de mantener el equilibrio en el centro del campo con la calidad de Jonathan que sustituía a Trigueros. El propio Jonathan fue protagonista de la siguiente oportunidad de gol para el Villarreal tras poner un balón aéreo a las espaldas de la defensa al delantero brasileño. Por desgracia para él se le escapó el control y el meta la paró. Para los últimos cinco minutos de partido el Deportivo incluyó a un histórico del Villarreal, Cani, que ingresó en el campo con una gran ovación de la grada amarilla.

El partido finalizó con un resultado favorable para el Deportivo que con él firma la permanencia y la posibilidad de jugar una temporada más en la Primera División. El Madrigal se despide de una gran campaña en la que certifica la cuarta plaza, a pesar de la derrota de hoy, y firma jugar la Champions la próxima temporada. En la última jornada el equipo viaja a Gijón para decidir el futuro de otro equipo que se disputa la salvación.

Foto portada: scoopnest.com

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *