Grave tropiezo del Villarreal

El Villarreal CF tenía otra cita con Europa, después de cinco años regresaba a la máxima competición de clubes del mundo con todo un reto por delante, superar la previa de la Champions League. Como rival el Mónaco, que tanto táctica como técnicamente es un equipo inferior al compuesto por la directiva grogueta para esta campaña. En juego están veinte millones de euros que marcan el devenir de un club en cuanto a libertad en el mercado y amplitud de fair play financiero, ligado a la posibilidad de armar un equipo más competitivo.

Los últimos días en la población de La Plana han sido complicados. El Villarreal ha visto como en pocos días su entrenador se marchaba, Soldado -uno de los pesos pesados del equipo- se lesionaba de gravedad y además a la lista de bajas por lesión y sanción se sumaban a última hora Bonera, Costa y Jonathan lo que impedía al nuevo técnico amarillo armar un equipo a sus anchas, y mucho menos completar un banquillo de garantías.

Villarreal contra Mónaco, el partido esperado por todos. Era el día del estreno del equipo en casa, el día en el que los nuevos fichajes se dejaban querer por la grada y el día en el que el conjunto amarillo debía demostrar al público que el competitivo equipo que tantos éxitos consiguió la temporada pasada no se había ido. Lamentablemente el Villarreal no pudo superar al rival en su puesta en escena, acabó perdiendo por 1-2 en un partido donde el control del partido fue suyo en todo momento. El resultado se decidió en dos ocasiones aisladas, primero N’Diaye fue el señalado con un error defensivo de bulto que le costó un penalti en contra posteriormente transformado por Fabinho y después otro error defensivo en el que Bernardo Silva se paseó entre los defensores a su ancha hasta disparara puerta y marcar. Antes del segundo del Mónaco había anotado Pato con un golazo de cabeza, el brasileño fue asistido por Santos Borré en una jugada combinativa que fue una de las mejores del partido.

Los errores puntuales defensivos fueron el causante de la derrota amarilla en una noche donde no mereció la derrota. Sorprende sobre todo por ser esta una de las facetas en las que la pasada temporada despuntó en La Liga el Villarreal. En esta ocasión, dos de los cuatro defensores se estrenaban de amarillo en El Madrigal: José Ángel y N’Diaye. El primero convenció y el segundo desagradó. N’Diaye era una apuesta de presente y futuro que Marcelino hacía y en principio para acompañar a Bruno en el centro del campo en esos partidos donde el físico era lo más importante. De todos modos, y a causa del mercado, el equipo amarillo no ha podido reforzar la plaza del centro de la defensa como gustaría y ha acabado usando al exbético en esta demarcación. Una posición en la que N’Diaye no se siente cómodo por la inexperiencia y donde no rinde a su mejor nivel.

En la zona de ataque hasta tres nuevos futbolistas en el once tipo de Escribá. Por suerte o por desgracia las lesiones y el mercado establecieron que para la previa los dos delanteros que deberían defender los intereses del Villarreal serían Santos Borré y Pato. Ambos fueron protagonistas en el gol, pero solo el segundo demostró capacidad de liderazgo, calidad y dejó apuntes de un delantero top. Por detrás de ellos, y escorado en banda, debutó en El Madrigal Roberto Soriano, otra de las apuestas fuertes del Villarreal. El jugador se gustó atacando y defendiendo, apoyándose en los dos centrocampistas y dando una auténtica lección del fútbol más puramente italiano, fútbol trabajo. Finalmente entraba Mario González en el segundo tiempo sustituyendo a Borré y además debutando con el equipo en partido oficial.

El Villarreal tiene ante sí una importante y compleja papeleta, superar una eliminatoria que tiene totalmente en contra. Para la vuelta el Villarreal recupera a futbolistas de peso como Ruíz o Jonathan, lo que puede ayudar a que el conjunto pueda revertir esta situación y conseguir el pase a una soñada fase de grupos de la Champions League.

 

Foto portada: mundodeportivo.com

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *