Al Villarreal se le moja la pólvora

Uno de los partidos del año. Eso esperaban los aficionados del Villarreal desde las butacas en la grada y lo propio también los sevillistas desplazados a tierras valencianas a vivir uno de los encuentros más esperados del año en el estadio de El Madrigal. En los últimos años el Villarreal y el Sevilla se encuentran en tesituras similares y es que ambos pelean por esa ansiada cuarta plaza liguera. En este cruce tan tempranero en la competición el Villarreal, con una convocatoria algo mermada por las lesiones, se enfrentaba a un Sevilla con dos puntos de ventaja en la clasificación. De vital importancia para los de Escribá sumar los tres puntos, pues que el Sevilla se escapase a cinco en solo dos partidos de La Liga no sería una gran noticia.

Ambos equipos con todo sobre el césped plantearon partidos muy similares en un principio, objetivo llevar la batuta del partido y atacar rápidamente y con contundencia al rival. Rápidamente avisó el Villarreal con un disparo lejano de Sansone que acabó lejos de la meta defendida por Rico. Después, sería su compatriota Soriano quien aprovecharía un balón muerto en la frontal y pondría a prueba al meta sevillista. El Sevilla, haciendo honor al fútbol propuesto por Sampaoli, trató de ser amo del esférico y gracias a ello llegó la primera para Vietto. El argentino se perfiló solo ante Asenjo, pero este con todo despejó. Las asistencias entrarían para asegurar el físico de Asenjo que tras el golpe cayó al suelo dolorido. Lo que pudo ser una lesión no fue a más.

Sampaoli inquieto en la banda y Escribá dirigiendo a los suyos sin cesar. Una imagen que se daría durante prácticamente todo el encuentro. Pues no era para menos, el partido estaba abierto y ninguno de los dos equipos parecía tener el control necesario del partido. Sobre el 20 del primer período Pato se torció el tobillo, algo que le dejó algo tocado. El brasileño tuvo que salir del campo para ser atendido y durante un rato posterior estuvo cojeando por el campo y sin entrar en juego. Sería sustituido finalmente en el minuto 31 por Santos Borré. En el 25, Roberto Soriano disfrutaría de otra ocasión, esta vez de cabeza, que por poco salió por encima del travesaño defendido por Rico. El centro se lo pondría Castillejo a la misma testa. En estos momentos el Villarreal mantenía el peso del partido, control y creación. Los nuevos y también los veteranos se asociaron para deleitar al público con jugadas de calidad y destellos propios de un equipo de nivel. También hubieron momentos para los pitos del respetable, el equipo sufría a veces para sacar el balón jugado y se encerraba mucho para defender las jugadas ofensivas de los de Nervión.

En el 40 de partido, cuando ninguno de los dos equipos parecía decidido a adelantarse en el marcador llegó otra ocasión de las que meten miedo en el cuerpo del adversario. Sería Vázquez quien aprovecharía un balón muerto en el área que Costa y Soriano se dejarían tras un malentendido. Por suerte para los amarillos, ‘El Mudo’ lanzó mal y el balón no vio puerta. En la jugada contigua sería Castillejo el que intentaría marcar para los suyos, pero el defensor despejó a córner. El Villarreal botó el córner y sería Musacchio quien lo remataría y cedería a Borré de cabeza para anotar. El gol acabó siendo justamente anulado, el colombiano estaba adelantado.

Tras una primera parte en la que el Sevilla acumuló más del 60% de la posesión, el Villarreal salía dispuesto a revertir la situación de control. Con todo, había sido partícipe el conjunto local del mayor número de ocasiones de gol. Ya retomado el partido el Villarreal empezaría con buen pie, primero intentaría asustar al cuadro sevillano con una jugada de  falta escorada al área y después con una internada de Sansone que también acabaría en falta y fallada en la ejecución por Bruno. A partir de aquí el Villarreal se lo creyó, se supo que podía y se vino arriba. Fueron Borré y Sansone en varias ocasiones los que dispusieron de algunas de las mejores jugadas de gol del partido. El Sevilla no se sentía cómodo en el campo, tenía dificultades para sacar el balón jugado. Los de Escribá cada vez más sumados al ataque trataron d e adelantarse y cerca estuvo de conseguirlo Trigueros ya que su lanzamiento tras ser bloqueado por Rico golpeó en el larguero.

Con quince minutos para finalizar el partido Nicola Sansone disfrutó de su enésima ocasión de la noche para adelantar a los de casa. Su balón se marchó por encima del larguero. El partido volvía a estar abierto, controlado por el Villarreal, pero con la sensación de que el Sevilla a la contra podía hacer daño. Lo intentó, el cuadro de Sampaoli sobó el balón y a fuego lento trató de ser peligroso en los últimos metros. Lo intentó desde fuera del área y siempre en ocasiones aisladas. Los del Villarreal no facilitaron las cosas para que se adentraran hasta la cocina. Con todo, casi en el tiempo añadido fue el Sevilla quien obtendría una ocasión clarísima de gol ya que impactaron un balón en el palo.

Finalmente el partido acabó en tablas. Cero goles para los dos cuadros en un partido que fue de todo menos aburrido. En las estadísticas de posesión acabó mandando con holgura el Sevilla, pero quien realmente dispuso de las mejores opciones fue el Villarreal que se marcha a casa con un sabor agridulce de este empate. El próximo objetivo ya está fijado y es el Málaga, un equipo que también está haciendo las cosas muy bien.

 

Foto portada: sevilla.abc.es

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *