El Villarreal gana con comodidad

Jornada tres de la Liga Santander para el Villarreal y como contrincante un Málaga renovado que se postula como un serio candidato para pelear por los puestos europeos. A pesar de las grandes expectativas de ambas plantillas para la presenta campaña ninguno se ha encontrado con la victoria, aunque por suerte tampoco con la derrota. Málaga y Villarreal suman dos puntos en dos jornadas y se les presentaba esta como una vital oportunidad para distanciarse de un rival a priori directo y además sumarse desde el minuto uno de competición a la zona alta de la tabla.

Para este encuentro los de Escribá se presentaban en la Rosaleda con un once algo mermado por las lesiones, pero con un banco algo más profundo que en las últimas ocasiones. Cheryshev y Jonathan volvían a la convocatoria tras semanas de lesión, aunque partirían en este partido desde el banco. Por contra, en el terreno de juego iniciaron el encuentro con la elástica amarilla Asenjo; Mario, Ruíz, Musacchio, Costa;  Samu, Bruno, Trigueros, Soriano; Sansone y Borré.

Desde el principio del encuentro los dos combinados se mostraron respetuosos al rival, trataron de esperar a atacar con tranquilidad y ser el conjunto dominador. El Villarreal, con algo más de chispa, trató de sorprender en jugadas aisladas dándole velocidad al esférico. Por su parte, el Málaga trató de evitar las acometidas del submarino amarillo empleando su potencial físico tanto por el aire como por tierra. El futbolista que más acusó la agresividad de los malagueños fue precisamente Samu Castillejo que también se encontró entre los más destacados del primer tiempo por su atrevimiento y riesgo con el balón en los pies. El fútbol de los andaluces no se limitó a formar una muralla en defensa, también hubo momentos para la calidad a la contra. De tal modo, fueron los locales los que en la primera media hora de juego consiguieron obtener mayor número de ocasiones de gol.

En el 33, tras unos buenos minutos del Villarreal, Santos Borré se encontraba con un balón dentro del área, se escapó de tres con calidad y de forma solvente asistía a su compañero Jaume Costa para anotar la primera diana del partido. A partir de aquí, el Villarreal se empezó a sentir cómodo en el terreno de juego, encontró espacios y pudo comenzar a desarrollar su fútbol. En el 39, tras un error de bulto defensivo por parte de Welligton, Borré cazaba un balón muerto a pocos metros del área. Cuando el colombiano se disponía a lanzar fue arrollado por detrás, el colegiado señaló penalti y amarilla para el central malaguista. Bruno sería el encargado de transformar la pena máxima, pero Kameni le superó en el duelo adivinando sus intenciones. Tan solo cuatro minutos después el italiano Nicola Sansone haría olvidar el fallo de su capitán marcando el segundo para los suyos y dejando en el marcador una amplia ventaja al finalizar los primeros cuarenta y cinco minutos.

Solamente pasaban dos minutos del segundo período cuando el Villarreal ya iba a disfrutar de una ocasión de oro para ensanchar aun más la distancia en el marcador. En este caso sería Trigueros quien se vestiría de Bruno para meter a Sansone un pase entre líneas a la espalda de la defensa. Sería el italiano, por tanto, quien encararía a Kameni una vez más, pero sus dudas ante la definición y la compostura del camerunés forzaron el error del delantero amarillo. Fueron unos minutos en los que el partido abría muchas posibilidades a los amarillos por lo sumidos al ataque que estaban los malaguistas. Con espacios y con el trabajo casi hecho Escribá decidió dar entrada a Jonathan Dos Santos, uno de los hombres de calidad del Villarreal. También llegó el momento de Cheryshev para lucir el dorsal 7 en la espalda y reforzar la delantera del Villarreal.

Durante los últimos minutos el Málaga lo intentó con cada vez más fuerza, incluso dispuso de ocasiones claras de gol para acortar distancias y pelear por puntos. Con todo, y pese a las fuerzas depositadas por los malaguistas en el encuentro no fue suficiente para acabar con un Villarreal superior en la mayoría de las facetas del partido. De este modo, el partido se cerró con un claro 0-2 favorable a los amarillos. El Villarreal cierra la jornada tres de la temporada ocupando la sexta posición empatando a puntos con el Atlético de Madrid..

Ahora los de Escribá trabajarán para superar a su próximo rival europeo en El Madrigal, el Zurich. Después, espera en Liga la Real Sociedad, también en El Madrigal, que también se presenta como un rival directo del Villarreal para pelear por los puestos más importantes de la clasificación.

 

 

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *