Análisis del Valencia – Betis

Tercera derrota en tres partidos del Valencia, segunda en Mestalla, frente a un Betis que no necesitó excesivas ocasiones para llevarse los tres puntos de Mestalla en el último suspiro. Los problemas defensivos siguen al alza y a pesar de que el equipo remontó un 0-2 con 10 jugadores, cayó en la lona tras el intercambio de golpes.

Ni la nueva pareja de centrales ni que el Betis llegara tras un inicio dudoso en Liga hicieron sumar al Valencia los primeros puntos en Liga. Diego Alves volvió a la titularidad tras su no venta y Pako Ayestarán apostó de nuevo por Gayà y Cancelo en los laterales. El primero se retiró por un golpe de calor y el segundo sigue haciendo partidos flojísimos en esa posición de lateral derecho, con una mala actitud y pasivo en defensa. El entramado defensivo no muestra signos de mejora y el Valencia ya bate el récord de derrotas seguidas en su historia en Liga con 6, además de llevar 8 derrotas en Mestalla en los últimos 11 partidos. Mario Suárez completó la primera parte y estuvo fallón y con muchas pérdidas de balón. La apuesta del entrenador por el mediocentro defensivo no fluctuó. La autoexpulsión de Enzo dejó a Parejo como único mediocentro que cuajó un buen partido. Medrán entró en la segunda parte y estuvo activo en la circulación de balón junto al de Coslada. Santi Mina, tras sus problemas físicos, se vació en la hora en la que estuvo sobre el césped, activo en banda izquierda con un Nani en el centro muy desconectado. Rodrigo, en banda, cuajó buenos minutos y anotó de nuevo un gol.

Debutó con sensaciones y minutos positivos Munir, que actuó en la banda derecha con mucha incidencia por dentro y con un disparo al larguero que botó en la línea y se salió. El planteamiento de Pako sin una referencia clara arriba y dejando a Medrán en el banquillo lastró el control del partido del equipo. El 0-2 es un gol intolerable. Un contraataque tras un saque de puerta que acabó con el 0-2. A partir de ahí, el Betis entró en barrena y Rodrigo y Garay aprovecharon para empatar. Él y Mangala estuvieron serios en defensa, a pesar que les queda mucho por mejorar junto con sus compañeros. Cuando los laterales suben, sufren mucho más. Con el empate a 2 el Valencia arreció y tuvo ocasiones para ganar, pero en el último suspiro fue Rubén Castro quien anotó el 2-3 ante la mirada de Cancelo, que no quiso defender su llegada por banda y se quedó andando.

Futuro periodista deportivo. Valenciano y valencianista, amante del deporte, en especial, el fútbol, como reflejo de la vida. Director de Plusfutbol.es. Y mucho más.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *