Análisis del Leganés – Valencia

Valencia CF vs Leganés

El efecto Voro sigue en alza. Segunda victoria consecutiva y remontada incluida ante un Leganés peleón pero que bajó el ritmo en una segunda mitad donde tuvo el empate en varias ocasiones. A falta del nuevo entrenador que vendrá esta semana, el equipo afronta con dos victorias la próxima visita del Atlético de Madrid.

El partido comenzó sin apenas ritmo por parte de ninguno de los dos equipo. Voro introdujo algunos cambios respecto al jueves. Munir se quedó en el banquillo y Medrán le acompañó en él para dar cabida a Mario Suárez y Cancelo. Ambos tuvieron una primera mitad muy floja. La titularidad de Cancelo sigue siendo incomprensible con el nivel que está ofreciendo el por hoy extremo derecho. Por su parte, el pivote Suárez estuvo desubicado y fallón en los pases, pero con el paso de los minutos fue asentándose en el encuentro hasta anotar el gol de la victoria tras buena asistencia de Nani. Enzo Pérez volvió a la posición de interior en un partido poco brillante pero trabajado tanto de él como de Dani Parejo.

En la línea defensiva repitieron Mangala y Santos y no cometieron ningún error grave, a pesar de sus claras carencias al dar salida desde atrás. Gayà se limitó a defender y Montoya sí tuvo un papel más alegre por banda, aunque falló en el gol recibido al dejar escapar la marca en un centro lateral, error que volvió a cometer con distinta suerte para los locales. Nani mostró su mejor versión como valencianista hasta la fecha con un gol y una asistencia, además de ofrecer la pausa y la veteranía que necesita una plantilla joven en su mayoría. El ex del United ha mutado en un jugador con criterio, experiencia y lectura eficiente en las decisiones que toma, en contra de su descaro y verticalidad que le caracterizaba más en el pasado. El equipo no dominó el juego de posesión excepto en algunas fases del partido donde apareció la figura de Parejo y también la de Enzo para conectar con los de arriba. Rodrigo pudo cometer falta en el primer gol, pero el hispano-brasileño desaprovechó otra buena oportunidad en la posición de delantero centro y no dio la talla. Cancelo, salvo rara excepción, tampoco desbordó como solía ser habitual en él hace unos meses. La entrada de Munir por banda dio más posesión al equipo al participar más el ex del Barcelona en las transiciones ofensivas de los de Voro, que no fueron muchas, pero sí claras algunas de ellas. Parejo tuvo ocasión de hacer gol y Nani también rozó el doblete desde la esquina izquierda.

Pero todo se complicó cuando Diego Alves salió de manera errónea en un balón aéreo y derribó de forma absurda al jugador del Leganés. El meta brasileño sigue lejos de su mejor nivel como se demuestra en este tipo de acciones, pero enmendó su error parando el penalti con una sensacional estirada. Ya son 43 los que le han lanzado al guardameta y 20 los que ha detenido, con otros 21 no salvados y 2 que se fueron al poste y fuera. Ya es el portero con más penaltis de la Liga (17) y más de la mitad no acaban subiendo al marcador. Una auténtica animalada que no debió ocurrir en Butarque. Abdennour regresó tras su lesión y actuó de lateral izquierdo los últimos minutos con un Jose Luis Gayà más adelantado. Se atacó poco por la banda del de Pedreguer, pero sus incorporaciones en ataque fueron justas.

El fútbol en su máxima expresión hace sumar al Valencia 6 de 6 en dos partidos espesos que se decidieron por detalles, mientras que Pako no consiguió ninguno con un fútbol más vistoso. La defensa es la diferencia y la efectividad superior hacen que el Valencia de Voro meta el doble de goles que los que encaja. El Atlético espera al Valencia en Mestalla. Y Valencia espera a su nuevo entrenador.

Futuro periodista deportivo. Valenciano y valencianista, amante del deporte, en especial, el fútbol, como reflejo de la vida. Director de Plusfutbol.es. Y mucho más.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *