El Valencia paga el desacierto

El Valencia cae en Balaídos en un partido en el que la afición y la propia plantilla tenían puestas muchas esperanzas. El penalti anotado por Parejo, quien volvió a lucir el brazalete de capitán, y las diversas ocasiones creadas en el segundo tiempo no fueron suficientes para llevarse los tres puntos a la capital del Turia.  Tras los últimos tropiezos en los anteriores partidos, esta derrota ha creado un cierto mal estar en el entorno del club.

Desde su llegada, el italiano tan solo ha conseguido una victoria, frente a las dos derrotas y el empate. En su primer partido a cargo del Valencia, el equipo sí se mostró sólido y convenció ganando 1-2 en El Molinón. Del encuentro frente al FC Barcelona poco se le puede reprochar, los jugadores lo dieron todo y fueron superiores al equipo catalán, pero algunos desaciertos arbitrales y un penalti en el último suspiro disiparon todas las esperanzas de una victoria contra los culés. El partido en Riazor ya fue otra historia, el propio Prandelli reconoció haber dado un paso atrás, pese a que se consiguió sacar un empate en un partido en el que no se vio nada de lo que apreciamos en Mestalla frente al Barça.

prandelli vs celta

El partido de hoy ha sido mejor que el anterior en Riazor, pero no ha sido suficiente. Un penalti a la media hora de partido ponía por delante al equipo che, pero antes del descanso, el Celta conseguía empatar con un golazo en el 43’ de Roncaglia. Ya en la segunda parte, el Valencia ha tenido varias ocasiones para volver a ponerse por delante en el marcador. Medrán, Parejo, Rodrigo y Nani han tenido oportunidades claras para anotar, pero ninguna se convirtió en gol. El equipo gallego, sin embargo, solo tuvo dos ocasiones en toda la segunda parte, ambas de Guidetti, una parada por Diego Alves, y la segunda la que condenaba al Valencia a volver a casa con las manos vacías.

Los problemas que está teniendo el Valencia y le condenan a no conseguir los resultados son: la falta de acierto de cara al gol y la imposibilidad de dejar la portería a cero. Desde el 20 de abril frente al Eibar, el equipo che ha recibido gol en todos los partidos jugados hasta la fecha. La suma de estas dos variables provocan lo que ha ocurrido en la segunda parte del partido frente al Celta; las cuatro ocasiones del Valencia no han generado ningún cambio en el marcador, frente a las dos del equipo gallego que han hecho que se llevara los tres puntos, habiendo aprovechado solo una de ellas.

Tras el partido, el entrenador y jugadores como Nani, Parejo, Mario Suárez o Mangala han manifestado su disgusto tras la derrota, pero también su satisfacción por la actitud de los jugadores en general. Todos estaban convencidos de que tras el parón liguero, contra el Granada, comenzarán a llegar los resultados. Estas opiniones chocan con las de la afición, a la que se le parece acabar la paciencia tras la tardanza de la llegada de resultados.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *