En apuros

Otro jueves tarde, otra vez la Europa League. El Villarreal se jugaba a domicilio ante el Zúrich el pase a la siguiente fase de la Europa League. Tras algunas malas actuaciones el conjunto de Escribá se había complicado las cosas de cara a alcanzar el objetivo de la primera plaza, y además de superar la primera ronda clasificatoria. Para los intereses del Villarreal había que puntuar en la quinta jornada de la liguilla, pero lo mismo necesitaba el conjunto local, incluso ganar, si quería seguir con opciones para superar al Villarreal en la tabla. El entrenador del Villarreal ya advirtió de la importancia de este partido y por eso formó un once de garantías para superar a su rival: Asenjo; Rukavina, Musacchio, Ruíz, José Ángel; Jonathan, Trigueros, Bruno, Cheryshev; Pato y Bakambu.

Desde el principio del partido el Villarreal ya llevaría las riendas del partido. En el minuto 7 una jugada protagonizada por Pato, Cheryshev y Bakambu no terminó en gol por muy poco. El último de ellos conseguía librarse del defensa y superar al portero, lamentablemente para sus intereses en el lanzamiento no encontró portería. Poco tiempo después este error acabaría en el olvido y es que Bruno Soriano con un testarazo marcó el primero para los suyos. Su asistente fue Manu Trigueros que en una de esas jugadas ensayadas conseguiría facilitar un balón al milímetro para que el capitán se estrenara en el partido. Las ocasiones de gol no dejaron de sucederse, en el minuto 20 un fallo en la circulación de balón del Zúrich permitió al Villarreal contragolpear con peligro y conseguir habilitar a otro futbolitsta solo ante el portero. En esta ocasión era Pato, que no encontraría un buen contacto con el balón para adelantar a los suyos. Para cerrar las acometidas del primer período el equipo de Escribá disfrutó de otra gran ocasión, una triple ocasión mejor dicho. Primero Bruno desde fuera del área donde el meta tuvo que estirarse para detener el potente disparo; después Cheryshev en el rechaze remataba a placer, pero de nuevo se anteponía la figura del portero; y finalmente Pato, que entre una maraña de futbolista consiguió rematar a puerta con la mala fortuna de toparse otra vez con el cancerbero.

El partido se reanudó en el segundo tiempo del mismo modo que había finalizado el primero, con un Villarreal dominante y creador constante de peligro sobre la meta rival. En el 52 Pato dispondría de su tercera ocasión para marcar en este partido tras un error de comunicación de la defensa que permitió a Bakambu robar el balón y asistir a su compañero. El brasileño no fue capaz de marcar el segundo para los suyos, el disparó se marchó muy alto lejos de la portería. En el minuto 60 la conexión entre los delantero se volvió a repetir, pero esta vez con los papeles cambiados. El congoleño recibía una asistencia de Pato que le habilitaba solo ante el portero, este le recortó escorándose demasiado para a la hora de rematar encontrar una buena posición. A estas alturas del partido había una cosa clara y es que los delanteros amarillos no estaban nada acertados de cara a puerta. En el minuto 70 de partido, el ruso Denis Cheryshev sufrió un golpe en la zona de la ceja que le impediría seguir en el partido, en su lugar ingresaría Castillejo.

En los instantes finales, con el equipo del Zúrich volcado un poco más al ataque, el Villarreal sufría los peores minutos del partido. En el 79 el extremo del conjunto local ponía en apuros a Asenjo proyectando un disparo de calidad a la base del larguero. Como respuesta a ello Escribá reforzó el equipo en la zona defensiva introduciendo en el campo a Rodri, un centro campista, y retirando del mismo a Bakambu, un delantero. En el minuto 85 se cumplirían los peores presagios para la defensa amarilla, el equipo recibía un penalti en contra tras un fallo defensivo de Ruíz. Rodríguez transformaría la pena máxima y obligaba, así, a ganar al Villarreal en la última jornada de la liguilla contra el Steaua.

Foto portada: republica.com

 

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *