El Villarreal aplasta al Atlético de Madrid

El Villarreal había empezado la jornada del viernes con la noticia de cuál iba a ser su próximo rival en la Europa League: AS Roma. Un poderoso equipo italiano que cuenta en sus filas con jugadores como Totti, Nainggolan, Salah o Dzeko. Sin duda, la escuadra italiana era una de esas a evitar en el sorteo, pero la suerte ha decidido que el conjunto de Escribá vuelva a enfrentarse a los mejores en Europa. La jornada futbolística no concluía aquí para el Villarreal, pues en horario Champions League se enfrentaba a uno de los equipos más poderosos del continente en los últimos años, el Atlético de Madrid. El Madrigal se preparaba para recibir un potente partido de fútbol donde los dos equipos se puganaban la cuarta plaza al finalizar la jornada quince de la Liga Santander. Para afrontar con solvencia este encuentro el Villarreal contó con algunas bajas importantes que dificultaron a Escribá preparar el partido. Bakambu, el congoleño, se había caído a última hora por problemas físicos lo que facilitó la entrada de Pato al once. Junto a Pato, Escribá colocó en su once tipo a Asenjo; Mario, Álvaro, Ruíz, Costa, Jonathan, Trigueros, Bruno, Soriano, y Sansone. Por su parte, el Atlético del ‘Cholo’ salió con todo, solo se dejó a Carrasco en el banco con la intención de utilizarle como revulsivo.

El partido comenzó con ambos equipos demostrándose un debido respeto, replegados y cautelosos al crear fútbol y atacar a la portería contraría. El Villarreal quiso llevar las riendas del partido y lo hizo generando peligro gracias a la movilidad de todos los hombres de ataque. Fruto de ese esfuerzo ofensivo llegó una clarísima ocasión de gol para los de Escribá en un instante en el que Oblak había abandonado la portería y brindaba al rival la oportunidad de adelantarse en el marcador. Jonathan Dos Santos conseguía rematar de volea hacía la meta, pero el Savic pudo evitar el tanto bajo palos con la cabeza. Tras este susto para los colchoneros el partido dio una vuelta, el conjunto del ‘Cholo’ se adueñó de la posesión y comenzó a contar con algunas ocasiones de gol. En el 18, tras una jugada ensayada de córner, Koke acabaría enviando el balón al palo, en el rechace la defensa amarilla pudo despejar el balón.

Cuando más difícil parecía encontrarse con el gol, el Villarreal lo consiguió. En el minuto 28, Manu Trigueros marcó el 1-0 tras zafarse con calidad de dos defensores dentro del área. Antes, Soriano había aprovechado el error defensivo entre Tiago y Godín para robar y ceder rápidamente para el de Talavera e hiciese el primero del encuentro. Tras el tanto, el partido siguió con la misma sintonía,el Atlético dominaba y el Villarreal se defendía y luchaba por salir a la contra. La respuesta de los rojiblancos no se hizo esperar, aunque sin fortuna para sus intereses. Griezmann recogía un balón en tres cuartos de campo y a la carrera se escapaba de Álvaro para poder disparar, el tiro fue despejado por el pie de Asenjo. El Villarreal no renunciaba la ambición que necesitan este tipo de partidos. Supo sufrir atrás y luchar cada balón en la parcela ofensiva. En el minuto 37 el Villarreal no desaprovechó la oportunidad que tuvo para ampliar distancias. Jonathan marcó en el minuto 37 el 2-0. En la jugada del gol Pato había conseguido armar la pierna pese a la presión de Savic. Oblak no pudo despejar bien el esférico, lo que facilitó en primera instancia que Jonathan rematase al palo y después al fondo de las mallas. Tras el gol, conforme había pasado en el primero con Tiago, Oblak fue sustituido por lesión.

El salto al segundo período se presentaba como todo un reto para ambos conjuntos. El Atlético tenía que salvar la desventaja de dos goles, el Villarreal debía gestionar bien el partido para salvar los tres punto de El Madrigal. El conjunto de Escribá jugó bien con el tiempo, se quiso hacer poseedor del balón, en definitiva, quería defender sus intereses con el dominio del partido. Cuando restaban quince minutos para el final del partido el Atlético dio un paso adelante, pero no encontraría ocasiones claras para reducir distancias y poner en apuros al cuadro amarillo, que había realizado un muy buen encuentro en esa parcela defensiva. El partido terminó regalándole un tercer tanto al Villarreal en el tiempo de descuento. Roberto Soriano marcó el 3-0 para cerrar una noche que quedaría en el recuerdo de muchos como una de las mejores actuaciones del Villarreal en territorio propio. El equipo cierra la jornada quince en la cuarta plaza, por delante de equipos como la Real Sociedad, Atlético de Madrid o Athletic Club que se presentan como rivales directos en esta temporada. El próximo partido del Villarreal será fuera de casa, en Gijón, contra el Sporting.

 

 

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *