A 2017 en puestos de Champions League

Se dice que cuando las cosas van bien es recomendable no tocar nada. Así lo entendió Escribá que tras ganar a Atlético de Madrid con holgura en El Madrigal conformó el mismo once para enfrentarse al Sporting en Gijón. El conjunto asturiano hacía lo propio y también mantenía los mismos protagonistas que en la pasada jornada. Escribá no pudo recuperar a ningún lesionado para este partido, así que una vez más el equipo no disponía de un gran fondo de armario para este encuentro. Así pues el Villarrreal salió con: Asenjo; Mario, Álvaro, Ruíz, Costa; Jonathan, Trigueros, Bruno, Soriano; Sansone y Pato.

El partido empezó muy bien para el Villarreal, en el minuto once ya ganaba por 0-1. El protagonista del primer tanto amarillo fue Jonathan Dos Santos que a placer ponía el balón por la escuadra del meta sportinguista Cuéllar. La jugada del tanto nació de los pies del ital-germano Soriano que como otras veces había hecho durante esta campaña quería habilitar un buen pase a Sansone y así marcara, pero el delantero dejó pasar la pelota para que Jonathan pudiera adelantarse en el marcador. El interior mexicano ya había marcado en la jornada anterior y con este tanto se levantaba de una etapa complicada de malos partidos que desde el inicio de temporada arrastraba. El equipo de La Plana quería ampliar distancias y solventar el partido lo más pronto posible. Con espacios en la parcela ofensiva, Pato se echó el equipo a la espalda y con jugadas individuales quiso marcar diferencias. El segundo gol llegó, pero no de los pies de Pato. El brasileño volvió a protagonizar otras de esas jugadas de calidad que permitieron a su compañero de posición, Sansone, a meter en el minuto 19 el 0-2. Como respuesta a la diferencia, Abelardo introdujo dos cambios antes de llegar los primeros 35 minutos de juego, algo que no fue bien recibido por la grada asturiana.

El segundo período fue un tiempo de ocasiones para ambos equipos, el Villarreal tuvo varias ocasiones para cerrar el encuentro y el Sporting también estuvo cerca de recortar distancias de cara a los minutos finales. Las buebas decisiones del conjunto de Escribá en el primer período se habían convertido en fallos predecibles que impedían finalizar las jugadas con solvencia. Esto facilitó que los de Abelardo dieran un paso adelante. Las intentivas de los sportinguistas no dieron resultado, pero no fue del mismo modo para el ‘Submarino’. El Villarreal conseguiría marcar el 0-3 por obra y gracia de Alexandre Pato que cerraba así una participación sobresaliente en el partido. Tras el tanto el partido se fue abriéndose y facilitando las contras de los amarillos sobre la portería de Cuéllar que tuvo más trabajo del esperado en este encuentro. El Sporting todavía encontraría el momento del gol, llegó en el 89 desde la cabeza de Carmona y tras un mal despeje Bruno. El partido acabó con victoria notable del Villarreal que conseguía reencontrarse con las buenas sensaciones del comienzo de temporada. Además, el equipo de Escribá cerraba el año liguero en una prestigiosa cuarta plaza de Champions League.

 

 

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *