El Villarreal se despide de 2016 con un discreto empate

Eliminatoria de Copa del Rey, esa competición que tantas alegrías, disgustos, quebraderos de cabeza y emoción dosificada en diferentes maneras suscita entre los protagonistas y espectadores. En la primera ronda de la competición el conjunto amarillo estaba destinado a enfrentarse a un Segunda División B gracias a su ventajosa clasificación liguera en la campaña anterior. El Toledo, un equipo con ilusión y mucho corazón peleó por cada balón en el partido de ida, pero no pudo evitar la goleada del Villarreal (0-3). Con un resultado tan favorable para el Villarreal era momento para rotar, dar oportunidades a jugadores y probar nuevas cosas en el terreno de juego. Lo cierto es que las lesiones permitieron pocas variantes en el once tipo, pero se pudo dar entrada en la convocatoria a canteranos que vienen con fuerza como el paisano de la ciudad Pau Torres. A fin de cuentas se formaría un once que pocos en La Liga rechazarían: Barbosa; Mario, Álvaro, Ruíz, José Ángel; Jonathan, Rodrigo, N’Diaye, Soriano, Borré y Pato.

El Villarreal comenzó a jugar su partido con paciencia, sabiendo cuál era el trabajo a desarrollar en este tarde fútbol. Controlar la posesión era esencial, conforme pasara el tiempo llegarían las ocasiones y las posibilidades del rival se reducirían. El cuadro de Escribá disfrutaría de una muy buena primera ocasión de gol, y bien temprano. En el minuto 8 Álvaro enviaba un balón desde una banda a la otra para que Roberto Soriano asistiese de primeras a Pato, pero el brasileño en su remate se topó con el guardameta del Toledo. En el Villarreal cuando se habla de calidad inmediatamente aparece en la mente de todos el nombre de Roberto Soriano. En el minuto 28, el italo-germano recibió un pase aéreo desde el centro del campo de Rodri y antes de rematarlo a modo de volea engañó al portero con un simple movimiento de cadera. El balón lo sacaría Manolo justo antes de traspasar la línea de gol, buena reacción también del portero. Antes de cerrarse la primera parte, sin goles, el centrocampista del Toledo tuvo la oportunidad de adelantar a los suyos mandando un balón al travesaño.

Del mismo modo que acabó el primer período, comenzó el segundo. Alexandre Pato mandó un balón al larguero. El jugador brasileño había recibido un pase horizontal dentro del área de su compañero de baile en ataque, Borré, pero su remate quedó una vez más cerca de terminar en gol. En el fútbol cuando se perdona mucho y no se aprovechan las ocasiones se paga, y esto le pasó al Villarreal que terminó recibiendo gol. El protagonista del tanto del Toledo fue Villa que ya había conseguido poner en apuros previamente a Barbosa. El Villarreal reaccionó rápidamente, solo dos minutos después, en el 60, Pato se encontraría con el gol gracias a un ‘pase de la muerte’ del mexicano Jonathan Dos Santos. En el minuto 80 llegó el momento esperado por muchos, debutó el canterano y ciudadano de Vila-real: Pau Torres. El canterano tuvo la oportunidad de disfrutar de unos minutos de juego al igual que el Villarreal de sentenciar. Lo pudo hacer en el minuto 90 cuando Borré mandó un balón al palo. Finalmente el encuentro acabó en empate y una sensación agridulce para los amarillos que ahora se marchan de vacaciones hasta la próxima fecha copera.

 

 

 

 

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *