El árbitro y los palos dejan un empate a cero

El Valencia sacó un punto en el Benito Villamarín frente al Betis tras un partido gris con distintas fases para los valencianistas. En la primera mitad, el Valencia tuvo más control y en la segunda, con un Betis más ofensivo, renunció al ataque para salvaguardar su portería y el punto. Dos palos del Betis, uno por parte, junto con un clamoroso penalti no pitado a favor del Valencia, dejaron ambas porterías a cero. Orellana fue el mejor de los ché.

Voro cambió el sistema para dar salida en el once al recién fichado Orellana y funcionó. Con las bajas, el Valencia salió con un 4-2-3-1 formado por Alves, Montoya, Mangala, Santos, Gayà, Suárez, Parejo, Munir, Orellana, Nani y Mina. La defensa recibía ocasiones con poco y Rubén Castro avisaba con un disparo a la cruceta. Diego Alves, también con una mala salida, dejaba una ocasión clarísima a Alex Alegría que salvaba bajo palos Gayà. Respondieron los visitantes con llegadas peligrosas de los pies de Orellana y Nani, los más activos en el ataque valencianistas. En una de esas llegadas, Montoya disparó a puerta y su tiro fue detenido de manera clara por el bético Pezella con el brazo, pero el árbitro no señaló nada. Mangala también se mostró muy serio durante todo el partido, mientras que Santos sigue a un nivel bajo. Los laterales estuvieron serios en defensa y tuvieron vocación ofensiva, sobre todo el canterano Gayà. Mario Suárez fue de más a menos y Parejo ofreció una buena versión moviendo al equipo. Con todo ello, siguió faltando clarividencia en los últimos metros con un Santi Mina apagado y un Munir muy poco activo en banda derecha.

Tras el descanso, el Betis subió las líneas y acosó la portería del Valencia. Los béticos dispusieron de buenas ocasiones en los pies de Rubén Castro y Petros, pero se toparon con Alves y el palo. Con el paso de los minutos en la segunda mitad, el partido fue igualándose y el Valencia se acercaba más a la portería de Adán, aunque sin excesivo peligro. Parecía que los visitantes se conformaban con el punto y renunciaron a ir a por el partido. Salió Zaza, pero no aportó, como tampoco Cancelo, que se tiró mucho al centro y no dispuso de balones para el italiano, que con su poderío físico necesita de balones laterales. Pocos y erráticos del más que posible fichaje del Valencia de cara a la próxima campaña. Abdennour también salió en la segunda mitad por el brasileño Santos y demostró cierto nivel tras su paso por la Copa África. Daniel Ceballos estuvo muy activo en la segunda mitad y de sus pies nacía todo el fútbol bético que el Valencia no supo contrarrestar. Muy poco de los pupilos de Voro cerca del área rival y ya son dos partidos sin anotar.

Ahora, el Valencia afronta dos encuentros seguidos en Mestalla ante rivales de nivel como son el Athletic y el Real Madrid, que harán bueno o malo el punto conseguido en tierras andaluzas.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *