Competición europea, ¿una obligación?

En el seno del compuesto de aficionados del Villarreal CF resucita una cuestión que, cuando las cosas no van tan bien, sale a la palestra: ¿debe clasificarse esta temporada el club para disputar la próxima campaña competición europea? Es una pregunta compleja, y todavía lo es más la respuesta. No existe una teórica respuesta a este interrogante. Quiero decir que, nadie tiene en su poder la razón al respecto, aunque te la quieran imponer. En las siguientes líneas te encontrarás con uno de estos sentimientos, opuestos por cierto: empatía o apatía. No busco el primero.

En primer lugar, antes que una obligación es una necesidad; a partir de ahí nace el sentimiento de deber. El Villarreal CF, pese a todas las adversidades que tuvo que sufrir en el último tramo del mercado estival, preparó y planificó un plantel para competir al máximo nivel europeo: Champions League. Las lesiones truncaron algunas de las esperanzas por superar la fase previa a dicho campeonato, pero jamás indicaron que este equipo no estaba planificado para jugar por cosas grandes. Estos objetivos, y lo sabemos todos, pasaban por pelear en Liga por la cuarta plaza -esto mismo lo han dicho tanto directivos, técnico como futbolistas, y solamente viajando una semana al pasado podemos encontrar declaraciones al respecto-. Que nadie nos venda la moto. El objetivo de la salvación no es el del Villarreal CF. No lo es. Pueden haber baches, claro que sí, ya lo sufrió el club y lo sufrimos los aficionados, pero Roig Negueroles y todo su equipo no trabajan durante el verano con grandes cifras para pelear con clubes con un ajustado presupuesto anual. Trabajan para competir con Sevilla, Valencia, Athletic Club, Real Sociedad y Celta, aunque todos ellos jueguen con mejores números en sus cuentas bancarias. Eso sí, ninguno de los equipos citados cuenta con futbolistas del nivel que el equipo amarillo suma en sus filas: Bruno, Asenjo o Roberto Soriano -porque sí, este jugador si quiere tiene más nivel que los mejores futbolistas de los susodichos-. Se trata de calidad y en el Villarreal CF la hay. Ahora, solo un genio debe potenciarla para que toda ella salga a la luz. Por lo tanto, el remate es el siguiente: menor presupuesto sí; con algunos mejores futbolistas, también.

Achaco la falta de ritmo en la cosecha de puntos a los problemas físicos que ha tenido Escribá para componer un once de garantías, pero también manifiesto mis dudas sobre que este equipo no pueda pelear por competición europea. El Sevilla tiene mejor plantilla, la Real Sociedad juega mejor… lo compro. Lo que no compro es que este equipo no esté hecho y preparado para luchar por Europa. Las dos temporadas anteriores, con un plantel y un once de gala de menor nivel, el Villarreal ya peleaba por ser un equipo de Europa League, como mínimo. Por su entrega, lucha y coraje lo consiguieron. Ahora, con jugadores de mayor nivel en las filas amarillas no se puede pedir menos. Clasificarse para jugar en Europa es una obligación. Todo lo contrario convierte esta campaña en un fracaso.

 

Imagen portada: Diario de Navarra

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *