Castillejo salva a un Villarreal espeso

Jornada importante la que se iba a disputar en Anoeta. La Real Sociedad recibía al Villarreal en una jornada donde a los dos equipos solo les servía la victoria para seguir peleando por sus objetivos: afianzarse a los puestos europeos. Tras la severa derrota del Villarreal ante la Roma en Europa League (0-4) los de Escribá abandonaban sus esperanzas por avanzar en dicha competición a falta del partido de vuelta y ponían todos sus pensamientos en competir a un óptimo nivel en Liga para así jugar en Europa la próxima temporada. La Real Sociedad no era el mejor rival para revertir la racha negativa del equipo, pues el conjunto vasco es uno de los más destacados, tanto en juego y resultados, en esta competición liguera. Aun con la baja de Soriano por sanción, el técnico amarillo recuperaba para este partido a Roberto Soldado. Este partiría desde el banquillo al igual que Sansone, Castillejo y Ruíz, los tres últimos con motivo de descanso. Esto no impidió a Escribá conformar un equipo competitivo y de garantías: Asenjo; Mario, Álvaro, Musacchio, Costa; Jonathan, Trigueros, Bruno, Cheryshev; Bakambu y Adrián. Por su parte, Eusebio también conformaría su once de gala del que solo se ausentaría Willian José por lesión.

Los mecanismos ofensivos y defensivos de los txuri urdin funcionaban con o sin su delantero referente. El conjunto local mantenía el control del encuentro y reducía al mínimo las posibilidades de peligro del Villarreal. El ‘submarino’ lo intentó al contraataque y con posesión, pero ninguna de las dos posibilidades surgió efecto. Aparecieron las dudas en el Villarreal y es que los amarillos conforme avanzaba el encuentro se refugiaban más en su campo, no eran capaces de salir de área propia. Las opciones del equipo groguet se reducían a jugar a la contra, atacar la portería rival con más de cincuenta metros por delante hasta llegar a Rulli. Con todo, el equipo se mantenía firme en defensa, la Real Sociedad solamente había puesto realmente en apuros sus intereses en una sola ocasión, en el minuto 2, cuando Raúl Navas cabeceaba un córner a placer, pero su remate se marchó fuera por poco. Por su parte, el Villarreal cerraría el primer tiempo sin sumar remates a portería y con un desventaja posesional de 71%-29%.

Las imprecisiones en el pase y el juego ofensivo del Villarreal se mantuvieron visibles en el salto al segundo período. Seguía dominando el fútbol de toque de la Real Sociedad, pero sin profundidad. Los de Eusebio no encontraban espacios entre la defensa amarilla y ello forzaba errores de los txuri urdin en los metros finales. La Real Sociedad comenzó a apostar por colgar balones al área confiando en la suerte de sus rematadores, una mala decisión puesto que así el Villarreal no encontró dificultades para defenderse y poder desplegar rápidamente balones a los atacantes. En el 51′ Bakambu aprovechaba un error en la atajada de Rulli para rematar por primera vez en el partido con mucho peligro a favor de su equipo. La respuesta no se hizo esperar cuando en el 57′ Juanmi cabeceaba cerca del poste de la portería defendida por Asenjo. El Villarreal comenzó a estirarse más y disfrutar de oportunidades de gol, la más clara del partido en el 75′ cuando el capitán, Bruno Soriano, mandaba el esférico al travesaño tras un córner. El Villarreal se creció en los últimos minutos, más si cabe con el ingreso de los futbolistas del banquillo. En el 84′ la polémica del partido, Sansone cayó en el área cuando se había zafado con soltura de dos defensores realistas, pero las imágenes no dejaron lugar a duda: el ítalo-germano se lanzó al suelo sin previo contacto. La euforia llegaría en el tiempo de descuento, en el 93′ cuando Samu Castillejo marcaba el único tanto del partido. El malagueño daba la victoria a los de Escribá y permitía al equipo seguir unido a la zona alta de la tabla, en puestos europeos. Previamente al gol, Jaume Costa firmó una fantástica jugada driblando a dos defensores txuri urdin y habilitándose así para poner un centro al pie de Castillejo.

El Villarreal prepara su próximo duelo ante la Roma, el que seguramente sea su último encuentro en esta Europa League. El técnico ya ha confirmado que el desolador resultado de la ida les hace centrarse al 100% en competición liguera para la próxima temporada volver a jugar en Europa.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *