El Valencia respira a costa del Athletic

El Valencia volvió a la senda del triunfo ante el Athletic y ante su afición en Mestalla. Una buena primera mitad dejó el partido con un 2-0 muy favorable que no se movería en una segunda parte más floja de los locales, a los que se les quedó todo de cara con la lesión de Aduriz, que dejaba a los visitantes con 10 para casi toda la segunda mitad.

Voro sacrificó el trivote para seguir con Orellana en la mediapunta. El damnificado fue Carlos Soler, que se quedó en el banquillo. Siqueira fue la apuesta del preparador ché ante la baja de Gayà. Los locales formaron en 4-2-3-1 con Alves; Montoya, Garay, Mangala, Siqueira; Enzo, Parejo; Munir, Orellana, Nani y Zaza. El Athletic reservó a varios futbolistas por sus compromisos europeos y sufrió mucho la presión del Valencia en zona de creación. Así llegó el primer gol de los valencianistas. Justo después de una gran parada de Alves a Lekue, Iturraspe perdía el balón ante la presión y robo de Enzo con Zaza, que se la dio a Orellana. El chileno filtró un pase al espacio en el área que Nani remató al primer toque, batiendo por bajo a Iraizoz. Los locales seguían presionando arriba y el Athletic solo veía la luz encontrando a un Muniain desasistido. En cambio, Orellana brillaba a la espalda de los centrocampistas vascos, con un Parejo muy canalizador y un Enzo muy activo e intenso en el corte. Munir estuvo muy participativo pero la mayoría de sus acciones acabaron en pérdida. Una de las pocas que no fue así propició el 2-0. Parejo le dio el balón a Orellana, que con el pecho dejó de cara a Munir, que al primer toque dio el balón a Zaza para que no perdonara por el palo corto en el uno contra uno. Justo antes del descanso, un gol psicólogico para ambos.

Tras el descanso y pasados unos minutos, Valverde dio entrada a Williams y Aduriz, pero el eterno goleador vasco se lesionó a los pocos minutos. Sin más cambios por la lesión de Laporte en la primera mitad, el Athletic se quedaba con 10 para lo que restaba del partido, que era más de media hora. El Valencia entonces se dedicó a posesiones muy estériles y a controlar el partido, aunque con llegadas al área sin excesivo peligro. El Athletic intentaba recortar y lo pudo hacer de las botas de Iñaki Williams, pero erró en el uno contra uno frente a Alves. Garay estuvo muy flojo en esa acción y sigue lejos de su mejor nivel y del precio que se pagó por él. Montoya y Siqueira no tuvieron problemas en defensa, pero apenas inquietaron en ataque. Mangala mostró buen nivel como en los anteriores partidos, pero sigue siendo flojo con el balón en los pies. Zaza anotó su primer gol, pero comete demasiadas faltas innecesarias. Nani fue de más a menos durante el encuentro. Carlos Soler salió por Enzo y encontró minutos de calma y control desde el doble pivote junto a Parejo. Cancelo sustituyó a un Montoya con molestias y subió bastante la banda, aunque sin mayor éxito. Bakkali jugó los últimos minutos y sigue sin aprovecharse al futbolista belga, único extremo con desborde de la plantilla.

El Valencia afronta ahora su partido aplazado del miércoles con mayor tranquilidad y confianza tras una victoria que le deja a 7 puntos por encima del descenso. El rival, el Real Madrid, difícil. Pero Mestalla espera con ganas la visita madridista, un duelo histórico y con un aroma distinto al resto.

Futuro periodista deportivo. Valenciano y valencianista, amante del deporte, en especial, el fútbol, como reflejo de la vida. Director de Plusfutbol.es. Y mucho más.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *