El Valencia noquea al Madrid en diez minutos y resiste junto a Mestalla

Victoria épica del Valencia en el partido aplazado ante el líder, el Real Madrid. El conjunto de Mestalla anotó dos goles en los primeros diez minutos, con un gol de bella factura de Zaza y otro tras una gran contra que terminó con el 2-0 de Orellana. Los madridistas recortaron distancias antes del descanso, pero los valencianistas resistieron toda la segunda parte a base de pundonor, orden y Mestalla.

Se antojaba un partido complicado en un horario extraño para los pupilos de Voro ante un Madrid en buena dinámica y con la liga en juego. Voro dio continuidad al once que ganó al Athletic el domingo, con las novedades de Gayà y Cancelo en los laterales. Un 4-2-3-1 con Orellana en la mediapunta. El Valencia regaló el balón desde el inicio del encuentro a un Madrid que se encontraba cómodo en las primeras posesiones. Pero al minuto 4, tras una jugada en banda derecha, Munir ponía el balón para Zaza, que dentro  del área controlaba de espaldas, anotando un golazo a la media vuelta, ante la mirada de Keylor Navas. Solo cuatro minutos después, el Valencia robaba un balón en medio campo y lanzaba una contra entre Zaza y Nani, que terminó con un pase al otro lado donde Orellana definió por bajo. Una pésima transición defensiva del Madrid le costó el 2-0. Mestalla estallaba.

El Madrid poco a poco iba acercándose a la portería de Alves, que tuvo que estirarse para despejar un buen tiro de Benzema. Cristiano y Kroos lo intentaban desde fuera pero el Valencia estaba muy bien plantado con dos líneas de cuatro jugadores y Orellana tapando líneas de pase. El Valencia renunció a la pelota para defender la renta. El Madrid abusó en muchas ocasiones de centros laterales, hasta 48, de los cuáles solo 5 encontraron rematador. Gran labor defensiva y aérea de Garay y Mangala. En uno de esos pocos centros que encontraron rematador, Critiano Ronaldo metía el 2-1 tras un buen centro de Marcelo. El portugués rozó después el empate con un tiro rebotado. El partido se fue al descanso con la sensación de que la remontada blanca era posible. Nani se retiró lesionado, cuando estaba cuajando buenos minutos. Siqueira ocupó el lateral zurdo y Gayà se puso de extremo izquierdo. Enzo y Parejo fueron de lo mejor del equipo, con un grandísimo esfuerzo físico y dotando de sentido las pocas posesiones del equipo. Aunque sería injusto no destacar el trabajo de todos los jugadores en la posterior segunda parte.

Comenzada la segunda mitad, el guión fue el mismo. El Madrid controlaba, inquietaba y la sensación de peligro era constante. Mangala cometió un penalti sobre Cristiano que el árbitro no señaló y pudo expulsar a Varane por una patada en la cabeza a Gayà. Zidane introdujo cambios que no mejoraron a su equipo, abusando de nuevo de centros ante un Valencia con un rigor táctico de recuerdo, con ayudas constantes y un esfuerzo tan encomiable como criticable, dada su temporada. El árbitro favoreció después al Real Madrid en dos claros penaltis. El primero, con un empujón de Carvajal sobre Zaza cuando encaraba a Navas, que hubiera supuesto además su expulsión por doble amarilla. Después, Sergio Ramos cometía un absurdo penalti sobre Munir cuando le pisó sobre la línea. El Real Madrid pasó a un 4-2-4 muy ofensivo pero solo creó peligro en centros. Alves apenas tuvo que intervenir y el partido acabó con un córner despejado por él ante una marea de jugadores. Resistencia y coraje de un equipo aupado por cerca de 46.000 espectadores, que disfrutaron de nuevo con su equipo tras dos años calamitosos. El descenso se aleja a 10 puntos y la séptima posible plazs europea se queda a 9. Alavés y Leganés marcarán si el Valencia tiene nuevos horizontes en la liga.

Futuro periodista deportivo. Valenciano y valencianista, amante del deporte, en especial, el fútbol, como reflejo de la vida. Director de Plusfutbol.es. Y mucho más.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *