El Villarreal da un golpe en la mesa en la pugna por Europa

El Villarreal CF y el Athletic Club se citaban en el Estadio de la Cerámica para disputarse una final liguera en la jornada 31 de esta temporada. En juego un mismo objetivo que durante años los dos equipos persiguen, participar en competición europea. El Villarreal CF, un punto por delante del Athletic Club en la tabla, ocupaba el quinto puesto de la clasificación y necesitaba los tres puntos para marcar un colchón ante uno de sus principales rivales directos. Además, en juego estaba el gol average que antes de disputarse el partido era favorable para los vascos por la victoria en San Mamés (1-0) en la primera vuelta de la Liga. Para afrontar el encuentro Fran Escribá compuso un once formado por Andrés Fernández; Mario, Musacchio, Ruíz, Costa; Castillejo, Trigueros, Bruno, Soriano; Soldado y Bakambu. El técnico cacereño, Ernesto Valverde,  también alinearía a sus hombres más en forma: Kepa; Balenziaga, Yeray, Laporte, De Marcos; Williams, Beñat, San José, Lekue; Aduriz y Raúl García.

Como en cada partido importante del fútbol profesional los equipos se estudian al dedillo previamente al choque y este no iba a ser diferente. Los dos conjuntos bien colocados en el campo y replegados forzaron imprecisiones en los pases ofensivos del rival. Todos los jugadores en el campo estaban emparejados a su marca defensiva y solo los detalles de calidad conseguían romper el partido en los últimos metros. El Vilarreal trató de llevar la iniciativa en el juego y pronto consiguió adelantarse. En el minuto 17 Samu Castillejo se zafó con habilidad de dos defensores vascos antes de lanzar a portería un balón que pararía Kepa. Desafortunadamente para el conjunto visitante ese balón acabó rechazado en Yeray y luego golpeó en el palo. El esférico cayó en en los pies de Víctor Ruíz que marcaría su primer gol con la camiseta del Villarreal. 

La alegría en la grada amarilla fue poco duradera porque el Athletic Club conseguía poner las tablas en el marcador solamente tres minutos después. Laporte marcó el 1-1 libre de marca desde la frontal del área pequeña en una jugada a balón parado. Beñat fue el asistente y quien vio a Laporte entrando solo hacia el segundo palo de la portería. Los goles no presentaron cambios en cuanto al planteamiento de partido que tenían ambos equipos. El Villarreal siguió llevando la iniciativa con un Roberto Soriano exquisito en cada pase y jugada de ataque. En el 38′ Samu Castillejo tuvo que abandonar el terreno de juego por unas molestias musculares en su pierna izquierda. El equipo perdía así a un jugador importante en el primer tiempo por su verticalidad y habilidad en zona de ataque.

El salto al campo del Villarreal en el segundo tiempo iba a ser fructífero para sus intereses. En el 47′ Bakambu adelantaba a los suyos tras una asistencia de Soriano. El ítalo-germano brilló en un partido donde se echó al equipo a la espalda en zona de tres cuartos y facilitó ocasiones de gol a sus compañeros de ataque. Fue uno de los hombres de la noche. El otro destacado del combinado amarillo fue Víctor Ruíz que no solo marcó el primero del encuentro sino que también asistió en el tercero de su equipo. En el 58′ Manu Trigueros botó una falta desde la frontal del área a la cabeza de Ruíz para que el catalán asistiese a Adrián. El delantero marcó el 3-1 y consigue con este tanto marcar su segundo gol en esta temporada con el Villarreal. La noche todavía tenía guardada una dosis de protagonismo al central del Villarreal. En el minuto 74 el conjunto de Escribá se quedó con un hombre menos, Ruíz golpeó la rodilla de Williams en una entrada por el suelo cuando el extremo del Athletic buscaba portería. El colegiado no titubeó y le mostró la tarjeta roja.

Los últimos minutos ayudaron al Athletic a sumar más hombres al ataque. El Villarreal se replegó atrás y supo aguantar las acometidas del rival. Andrés Fernández tuvo trabajo extra, pues en sus manos también estaba mantener el gol average a favor de su equipo. Finalmente lo consiguió y el equipo ganó su final para poder estar la próxima temporada en Europa. El próximo partido liguero enfrenta al equipo ante el Alavés, lejos de casa, donde volver a ganar es capital para el Villarreal.

 

 

Foto portada: La Liga

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *