‘La mano de Bakambu’ salva al Villarreal

El Villarreal y el Leganés se batían en duelo en el Estadio de la Cerámica con objetivos diferentes, pero necesidades similares. El conjunto local necesitaba sumar los tres puntos en casa para mantener la quinta plaza, mientras el Leganés buscaba puntuar a domicilio para ampliar el colchón con los puestos de descenso. Para batir al rival Escribá alineó a Andrés Fernández; Mario, Musacchio, Álvaro, Costa; Soriano, Bruno, Trigueros, Sansone; Soldado y Bakambu. Con Sansone, Bakambu y Soldado en el campo todo hacía pronosticar que Escribá apostaría por el 4-3-3, pero mantuvo el habitual 4-4-2 con el ítalo-germano retrasado en banda. Enfrente, el Leganés de Asier Garitano que en su once de gala introducía al cedido por el Vilarreal Adrián Marín y sentaba en el banco esperando su oportunidad al exgroguet Samuel García.

En un encuentro donde Fernando Roig, presidente del Villarreal CF, cumplía mil partidos al frente de la entidad, su primer equipo se encontró en el terreno de juego con un rival que le puso las cosas muy difíciles. A pesar de que el cuadro amarillo comenzara enchufado y con posibilidades de adelantarse, el Leganés replegó filas rápidamente. En el aspecto defensivo los de Garitano se demostraron como un conjunto organizado y sólido pese a su situación liguera. Sumaban futbolistas en tarea defensiva con un 5-4-1, mientras que en ataque se descolgaba un futbolista de banda para ayudar al delantero centro. Solo los detalles de calidad de los jugadores que dirige Escribá pusieron en apuros al meta pepinero. Sansone, que partía desde la banda, estuvo muy participativo durante todo el primer tiempo y en sus botas apareció la ocasión más clara de este período. El Leganés, por su parte, solo consiguió disparar una vez a puerta, pero fue suficiente para exigir el máximo de Andrés Fernández.

Los primeros cuarenta y cinco minutos de fútbol poco atractivo para el espectador fueron un espejismo con lo que se vivio en el segundo tiempo. Todo comenzó con un gol de Luciano anulado por el colegiado en el 48′ y una respuesta del Villarreal en la misma jugada que por centímetros no acabó en gol. La dinámica del juego cambió con el ingreso de Castillejo en el campo, un movimiento que Escribá realizó con la intención de romper las líneas defensivas del Leganés. Unos minutos después, en el 68′, Soldado asistía de taco a Bakambu para que anotase el primer gol para su equipo. Como respuesta, Garitano pidió a los suyos que sumaran al ataque. El equipo se estiró y, pese a ceder espacios atrás, encontró oportunidades de gol. En el 90′ un desajuste defensivo del Villarreal permitió el gol del Leganés, obra de Guerrero. Ya en el tiempo de descuento, cuando no había tiempo para nada más el Villarreal consiguió volver a adelantarse en el marcador con otro gol de Bakambu en el 92′. El congoleño se ayudó de la mano para anotar, lo que produjo un importante cabreo entre los futbolistas pepineros.

El Villarreal consigue tres puntos importantes en casa en su pugna por la quinta plaza y ya prepara el partido que le enfrenta el próximo martes al Atlético de Madrid en el Calderón.

 

Foto portada: lainformación.com

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *