Bakambu y Soldado ponen rumbo a Europa

Las rectas finales de campaña no son fáciles puesto que siempre hay muchos intereses en juego. El Villarreal pugnaba por la quinta plaza después de mantener el tipo ante un poderoso Atlético de Madrid en el Calderón. El rival del submarino era el Sporting, que luchaba por cosas bien distintas: mantener la categoría. Con la jornada intersemanal, Escribá no dudó en dar descanso a algunos futbolistas para alinear a Andrés Fernández; Mario, Bonera, Álvaro, José Ángel; Jonathan, Rodri, Bruno, Soriano; Bakambu y Soldado. Del mismo modo actuó Rubi, dejando en el banco a futbolistas destacados como Burgui. Así, las intenciones del conjunto visitante pasaban por frenar las acometidas del Villarreal con un bloque defensivo formado por cinco defensas y cuatro mediocentros.

El cuadro de Escribá, estiró el equipo hasta campo contrario con la idea de adelantarse lo más pronto posible en el marcador. Pese a la acumulación de defensores cerca del área de Cuéllar, los ataques del Villarreal causaban serios estragos por las dificultades defensivas del Sporting. Soriano y Soldado encontraban posiciones favorables de tiro, la más clara la del ítalo-germano que sacó López bajo palos. Los de Rubi se refugiaron en las contras hasta que consiguieron darle la vuelta a la situación. El Sporting creó largas posesiones de balón y tuvo dos oportunidades para ponerse por delante. Primero con un lanzamiento de Moi Gómez al larguero y después con un remate de cabeza de Xavi Torres que Andrés Fernández paró in extremis. En estos momento el Villarreal pasaba por sus peores minutos en el partido y supo cómo contrarrestar la situación. Rodri puso un balón de cabeza al área para que algún compañero lo rematara. El más listo fue Soldado que se libró de marca para anotar con un lanzamiento cruzado el 1-0 cuando el marcador sumaba el minuto 32.

 

 

El salto al campo del Villarreal en el segundo tiempo fue fructífero, pues rápidamente marcó dos goles que sirvieron para cerrar el encuentro y evitar desgastes innecesarios. Los dos tantos salieron de las botas de Bakambu, el primero a pase de Jonathan en el 46′ y el segundo de su compañero en la delantera Soldado en el 59′. La misma conexión que propició el tercer tanto también protagonizó la jugada cómica de la jornada previa al 3-0. El congoleño se perfilaba solo ante Cuéllar cuando Soldado insistió en que le cediera el balón para marcar el segundo. Entonces, Soldado recibió el balón de Bakambu quedánodose solo ante la meta con la mala fortuna de no conseguir un buen contacto con el balón y lanzándolo definitivamente fuera. La respuesta del Sporting no tardó en llegar. Primero actuó Rubi introduciendo tres hombres de refresco y sumando futbolistas a la zona de ataque en detrimento de las posiciones más defensivas. Luego, el equipo aprovechó el bajón del Villarreal para marcar el 3-1 de la mano de Douglas y recortar distancias en el 73′. Los sportinguistas siguieron disfrutando de ocasiones, pero les resultó imposible salvar la desventaja.

Con este resultado el Villarreal mantiene la quinta plaza a falta de tres partidos para la conclusión del campeonato y se mantiene a la espera de resultados de la jornada 35 de sus máximos persecutores: Real Sociedad y Athletic Club. El Sporting, todavía equipo de primera, también esperará resultados para conocer su destino la próxima temporada. El Villarreal, ahora, ya piensa en el FC Barcelona que será su próximo rival liguero.

 

Foto portada: spherasports.es

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *