El ‘Submarino’ ha vuelto

El Villarreal CF resurge de sus cenizas en el estreno liguero del Estadio de la Ceramica con goles de Bacca, Castillejo y Ünal (3-1). Escribá expuso que la victoria ante el Real Betis se produjo porque sus jugadores fueron “más agresivos e intensos” que en las dos primeras jornadas ligueras. Además, según explica el técnico, “el equipo va recuperando efectivos y eso garantiza que se vislumbre algo más semejante a lo del curso pasado”. Para este encuentro, el Villarreal CF partía con Barbosa; Rukavina, Álvaro, Ruiz, Costa; Castillejo; Rodri, Trigueros, Fornals; Bacca y Bakambu. Un once en el que solo se echaron en falta nombres como Bruno, Soriano y Mario, además de los dos guardametas lesionados de gravedad.

El Real Betis, con sus mejores efectivos sobre el terreno de juego -salvo Guardado- presentó un fútbol vistoso de toque y precisión. El Villarreal CF, con el mismo esquema táctico que el contrario, no supo cómo combatir las combinaciones del rival, incluso se vio superado en el primer cuarto del encuentro. En este período llegó el tanto de Sergio León que vino propiciado por una mala marca del central Álvaro González. El asturiano se despegó de su par y el delantero solo tuvo que retrasar su posición para encontrar un espacio favorable y recibir la asistencia de Joaquín. A partir del gol el Villarreal CF se puso el mono de trabajo y le dio la vuelta a la situación del partido hasta hacerse con el control. El Real Betis, insistente en crear fútbol desde atrás, arriesgó en sus salidas de balón con Adán. En una de ellas el colombiano Bacca estuvo más rápido que el guardameta y pudo robarle el balón. Con un toque de calidad consiguió zafarse del portero y marcar gol entre los tres defensores que tapaban la portería. Así, Bacca se estrenaba con la elástica amarilla como anotador. El nuevo fichaje amarillo fue uno de los más destacados del primer tiempo y dejó en el Estadio de la Ceramica destellos de calidad bien recibidos por la afición.

El cuadro amarillo apostó por la remontada y lo hizo desde que cosechó el empate. Bakambu, Trigueros y Rodrigo lo intentaron desde todas las posiciones y cerca estuvieron de conseguirlo. Sería Castillejo quien, después de desgastarse en el campo y ser uno de los más desequilibrantes, conseguía adelantar a los suyos con un gol desde fuera del área en el 62′. El malagueño fue el más destacado del partido por su aportación en el juego, desborde, galones e intensidad. El gol certificó una gran actuación. Justo antes del segundo gol groguet, Mariano Barbosa ejemplificó lo que es capaz de hacer bajo palos. Paró un mano a mano a Tello que no solo evitó el 1-2 sino que propició el inicio de jugada del 2-1. Para cerrar una noche de fiesta, el nuevo fichaje Enes Ünal ingresó en el campo en sustitución de Bacca y anotó el tercero del equipo. El turco recogió un balón en profundidad de Álvaro y sentenció al Real Betis con un zapatazo. A pesar del tanto, al joven futbolista todavía se le pudo ver desorientado a pesar de sus esfuerzos por trabajar para el equipo.

En un encuentro donde también debutaron en casa Fornals y Semedo, el equipo sale airoso de una situación conflictiva y cierra la jornada en la 13ª posición. Según Quique Setién la clave del partido estuvo en el error de Adán, aunque asegura que sacando el balón jugado desde el portero han conseguido “jugadas maravillosas y goles como el de hoy”. Con ello, el Villarreal CF consigue la primera victoria en un renovado Estadio de la Ceramica con su ‘Super Tribuna’ que destaca por su aspecto novedoso y diferencial en cuanto a lujos se refiere. Un día en el que también sirvió para que los futbolistas mandaran fuerzas a Andrés Fernández que recientemente fue operado de su lesión en Anoeta.

 

Foto portada: Villarreal CF

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *