Análisis del debut de Calleja en casa

El Villarreal CF recuperó la alegría de cara a gol en el estreno de Javier Calleja como entrenador en el Estadio de la Cerámica. Su apuesta por un esquema romboide en zona central mejoró el rendimiento de algunos jugadores que están llamados a ser importantes esta temporada. Trigueros, Fornals y Bakambu se beneficiaron de esta forma de juego en la que los centrocampistas se encuentran más liberados y los delanteros mejor habilitados para abrir líneas de pase y tirar desmarques.

Bakambu cerró una noche inolvidable, anotó el primer hat-trick con la elástica amarilla. El congoleño marcó de todos los colores: primero de vaselina; luego ganando la espalda al rival; y finalmente, de penalti. Su aportación ofensiva fue la más destacada de la temporada, de hecho tuvo la oportunidad de sumar tres dianas más sin ningún problema. Su garra y energía en cada pugna por el balón le confieren una nota diferencial frente a otros delantero, pero hasta el momento no se había demostrado al nivel de las otras campañas cuando compartía campo con Soldado. El delantero del Villarreal encontraba en el madrileño un socio capaz de leer su fútbol y favorecerle de cara al gol. Con un equipo plano y sin profundidad, Bakambu perdió la pegada que tanto le caracterizaba. Con el esquema romboide por el que apuesta Calleja, el jugador se beneficia y también gracias a que otros futbolistas se encuentran más cómodos y sueltos sobre el césped.

Fornals y Trigueros son la llave del gol, quienes tienen la máxima capacidad para filtrar un pase decisivo. Con un Fornals incrustado tras la delantera y un Trigueros más adelantado, el equipo mejora en su fluidez de juego. Además, estos futbolistas sirven como el enganche idóneo que necesita Bakambu o cualquier otro delantero para anotar un gol con comodidad, y en la noche de ayer así lo hicieron. Fornals firmó su mejor partido con la camiseta del Villarreal, participó en los tres goles del equipo. El castellonense va a más en su progresión por ser un futbolista determinante en el ‘Submarino’.

Los laterales son muy importantes para el fútbol que propone Calleja, deben ser capaces de sumarse constantemente al ataque y generar situaciones de peligro. Costa lo entendió a la perfección y fue una pieza clave para la victoria ante el Eibar en el Estadio de la Cerámica. El lateral valenciano participó en el primer gol y se demostró a un nivel alto. Por la otra banda, Mario Gaspar -todavía bajo de forma- no ha encontrado su mejor versión, pero con trabajo y esfuerzo puede encontrar las sensaciones que le llevaron a vestir la camiseta de ‘la Roja’.

 

Foto portada: Villarreal CF

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *