¿Qué pasa en Salamanca?

El 18 de junio de 2013, tras una resolución judicial, la Unión Deportiva Salamanca (UDS) desapareció debido a no poder afrontar la cuantiosa deuda que lastraba al club. La ciudad de Salamanca se esfumó del panorama futbolístico nacional de un día para otro. La dejadez institucional, empresarial y especialmente la falta de compromiso de quienes habían abocado al club a esta situación, mataron a la UDS. Juan José Hidalgo, uno de los principales responsables de la deuda del club charro, pretendió refundar el club, intención que los más acérrimos hinchas salmantinos rechazaron radicalmente. El club de Hidalgo finalmente no pudo salir adelante debido a diversos problemas judiciales (Hidalgo pretendía que un club de nueva creación, Salamanca Athletic Club, ocupase la plaza de la extinta UDS) y el fútbol despareció de un plumazo en Salamanca.

4 años después de este fatídico suceso, los medios deportivos nacionales han vuelto a hablar de Salamanca. Esto se debe a que el día 26 de noviembre de 2017 dos clubes de reciente fundación (Unionistas y Salmantino) disputaron en el Helmántico un derbi histórico en 3ª divisón (la 4ª categoría del fútbol español) al que acudieron más de 8000 aficionados.

El momento del partido más comentado por los medios fue, sin duda alguna, la despedida de la afición de Unionistas a sus jugadores tras la derrota (venció el Salmantino 1-0).

Cualquier aficionado que no haya seguido de cerca el fútbol salmantino durante estos últimos 4 años se preguntará el origen de estos dos clubes y de la exacerbada rivalidad entre sus aficiones. ¿Por qué una afición que hace 4 años lloraba por la desaparición de su club hoy está enfrentada y dividida? ¿Por qué un club fundado el 12 de agosto de 2013 (el Salmantino) luce en su camiseta el escudo de la Unión Deportiva Salamanca? Bien, vayamos por partes. A lo largo del artículo añadiré enlaces externos que desarrollan de una manera más profunda cada uno de los sucesos y realidades que nombraré.

Unionistas

Unionistas de Salamanca nace el día 26 de agosto de 2013 fundado por un grupo de aficionados de la UDS con la intención de rendir homenaje al club de  sus amores y en ningún caso suplantarla, sustituirla o presentarse como su legítima sucesora. Así lo indican claramente sus estatutos fundacionales, los cuales, además, afirman que el club se posicionará radicalmente en contra y condenará a cualquier entidad que trate de sustituir o suplantar a la Unión. Así, surge el lema “Unión sólo hubo una”, mantra repetido por todos sus aficionados. Además, el club ha llevado a cabo diferentes actos en recuerdo de la Unión. En su escudo luce el lema “In memoriam UDS” y en el minuto 23 de todos los partidos la afición canta su himno, ya que la UDS se fundó en 1923.

Una modelo de gestión diferente: Fútbol popular

El club se rige por la fórmula “un socio, un voto”, esto es, la asamblea de socios es el máximo órgano de decisión en el club, por lo que en su momento los socios fueron los encargados de elegir el escudo, el himno y la indumentaria del equipo, y son quienes eligen a los miembros de la junta directiva, aprueban los presupuestos…El modelo económico del club se basa en no gastar más de lo que se ingresa, ya que en caso de déficit, serán los miembros de la junta directiva los encargados de subsanarlo. Por otra parte, el club se gestiona gracias a un gran grupo de trabajo formado por socios que, voluntariamente y sin obtener nada a cambio, emplean su tiempo libre en su propio equipo, ya que no olvidemos que los propietarios del club son todos y cada uno de los socios. En el área deportiva, el club empezó a competir en la temporada 2014-2015 en la categoría más baja del fútbol español, y tras dos ascensos consecutivos, se plantó en 3ª división la temporada pasada, quedando en tercer lugar y disputando el playoff de ascenso a 2ªB, cayendo en las semifinales. En la presente temporada lidera el grupo VIII de 3ª división con 38 puntos tras la disputa de 17 encuentros. Disputa sus partidos como local en Las Pistas municipales del Helmántico. Unionistas se ha consolidado como el mejor local de toda la categoría nacional.

Reportaje de ecos del balón a Unionistas en diciembre de 2014.

Reportaje realizado a Unionistas en el año 2015:

En este blog de aficionados unionistas encontrarás una detallada descripción del club: Seguimiento unionista.

Club de Fútbol Salmantino

El actual C.F.Salmantino es un club de nueva creación. Se fundó el día 12 de agosto de 2013 por tres particulares. Aquí puede consultar el acta de fundación. Sin embargo, este club disputó sus dos primeras temporadas en 3ª divisón, debido a que la UDS le cedió todos los derechos competitivos, deportivos y federativos que poseía la  Fundación UDS. Así pues, el Salmantino “nuevo” ocupó la plaza del “antiguo Salmantino”, el filial de la UDS, que desapareció junto a su primer equipo. Sin embargo, todo esto se truncó cuando la Real Federación Española de Fútbol calificó como nula la cesión de estos derechos, determinando lo siguiente. “el C.F. Salmantino, equipo de nueva creación, nunca debió ocupar las categorías dejadas por la UD Salamanca SAD y sí las categorías correspondientes a los equipos de nueva creación”. Aqui puede consultar la resolución. Así pues, el Salmantino fue descendido administrativamente a la categoría más baja del fútbol español, y tras dos ascensos consecutivos, regresó a 3ª esta temporada. Actualmente marcha segundo, a dos puntos de Unionistas. Disputa sus partidos como local en el estadio Helmántico, casa de la extinta UDS.

Modelo de gestión

La gestión del club recae únicamente en 3 personas, las cuales no deben rendir cuentas ante nadie, el club no esta abierto a sus aficionados, ya que estos son tan sólo abonados, los socios no existen.

La directiva está formada por la secretaria Soledad Hernández y dos empresarios: Ángel Martín (vicepresidente y tesorero) y Carlos Martín (presidente). Los últimos acontecimientos e informaciones periodísticas apuntan a que tanto Soledad Hernández como Ángel Martín han decido echarse a un lado debido a diferencias con Carlos Martín (como por ejemplo, la destitución del entrenador del club, Maria Hernández, cuando el equipo marchaba primero). Así pues, parece que a día de hoy la gestión del club recae únicamente sobre una persona.

Motivos de la rivalidad

Como vemos, tras la desaparición del Salamanca, surgieron dos proyectos deportivos totalmente diferentes e igual de legítimos con el objetivo de recuperar el fútbol para la ciudad charra. Sin embargo, entre ellos se ha desatado una “lucha” por la memoria y por los símbolos de la Unión.

Tifo desplegado por los aficionado de Unionistas en el derbi, reivindicando que “Unión sólo hubo una”.

Símbolos de la UDS

En primer lugar, cabe destacar que Unionistas nunca podrá usar los símbolos de la Unión Deportiva Salamanca con el objetivo de ser identificado como esta. Así lo indican sus estatutos, que sólo pueden ser modificados con el apoyo unánime de la asamblea de socios. Por otra parte, el Salmantino se apoya en el hecho de ser el filial de la UDS y por ello afirma tener el legítimo derecho de usar  sus símbolos. Mientras el lema unionista es “Unión sólo hubo una”, el del Salmantino es “Vuelve la Unión”. Sin embargo, como hemos visto y sentenció la RFEF, el actual Salmantino es un club de nueva creación que nada tiene que ver con el filial charro.

“El Salamanca nunca ha tenido otro escudo. Luego, si somos el filial del Salamanca, lógicamente tendremos que tener el escudo del Salamanca.”

Carlos Martín, presidente del Salmantino.

A día de hoy, este conflicto de intereses se ha tornado en una dura disputa judicial.

Una vez abierto el proceso de liquidación de la UDS, Unionistas de Salamanca contactó con la administración concursal, con la intención de adquirir las marcas de la Unión (escudo, nombre…). Unionistas afirma que la UDS no tenía registradas correctamente sus marcas,  y por ello la junta directiva de Unionistas decidió registrarlos por su cuenta para su uso deportivo. La administración concursal recurrió ante la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea, que dio la razón a Unionistas, aunque la decisión es recurrible.

“Habrá otras acciones judiciales para ver qué sucede con esos registros, y cuando exista una situación en la que el club esté seguro de que está dentro de la legalidad, los simbolos se usarán en equipaciones y ropa. Pero nunca de una manera que haga pensar a una tercera persona que el club es la Unión Deportiva Salamanca refundada”

Roberto Pescador, vicepresidente de Unionistas y abogado especializado en marcas registradas.

Por otra parte, Desarrollos Empresariales Deportivos S.L. (sociedad que está detrás del Salmantino y de la que a continuación hablaremos), compró a la administración concursal un lote de bienes valorado en 150.000 euros en el que se incluía el himno, el fondo documental y el local de la antigua tienda del club, además de las marcas que Unionistas decidió no comptrar.

Tifo desplegado por los aficionados del Salmantino reivindicando que “Vuelve la Unión”.

¿Quiénes están detrás del Salmantino?

El presidente del club, Carlos Martín, ha llegado a vetar el acceso a diferentes medios de comunicación, y muchos le acusan de gestionar el club de una manera personalista y autoritaria. Por otra parte, el ex-entrenador María Hernández, le acusó de imponerle alineaciones y convocatorias. Hay varias polémicas de este cariz, pero no nos detendremos a analizarlas. Describiremos lo realmente preocupante: los intereses económicos de agentes externos.

En primer lugar, la camiseta del equipo luce como patrocinador principal el logo de la multinacional australiana Berkeley, la cual pretende ubicar en la provincia la única explotación a cielo abierto de uranio ( un mineral muy radiactivo) en Europa occidental. La mina se ubica en una zona de gran valor ecológico protegido por dos directivas europeas, y además este proyecto está siendo investigado por dos fiscalías diferentes, además de por la Comisión europea y ha provocado las protestas de diferentes colectivos salmantinos.

En segundo lugar, el Helmántico no es propiedad del Salmantino, sino de Desarrollos Espresariales Deportivos SL, que cede al club el campo de forma gratuita. Esta empresa, de capital mexicano, es actualmente administrada por Luis Manuel Lovato Pérez, para quien trabaja Víctor Iglesias, hijo de Agapito Iglesias, ex-presidente del Zaragoza quien a día de hoy tiene varias causas judiciales aún abiertas (durante su estancia aumentó la deuda del club maño de 48 a 140 millones de euros).  Carlos Martín siempre ha negado rotundamente la relación de Agapito con el Salmantino. Prueba evidente de la relación entre Agapito y el Salmantino es que una empresa de este patrocina al club charro.

Ante toda esta información (al final del artículo se incluyen diferentes enlaces que añaden aún más información) de los oscuros negocios que se encuentran detrás del Salmantino, Carlos Martín no sólo lo ha negado todo, sino que ha hablado de conspiraciones y enemigos externos y ha prometido una rueda de prensa en la que esté presente la empresa mexicana que aún no se ha producido.

De izquierda a derecha; Miguel Ángel Sandoval (presidente de Unionistas), Alfonso Fernández Mañueco (alcalde de Salamanca) y Carlos Martín (presidente del Salmantino).

Hora de reflexionar

Tras este exhaustivo análisis, llega el momento de reflexionar. En mi opinión, un escudo que simboliza toda una ciudad no puede pertenecer a una opaca empresa cuyos negocios son todo una incógnita (tan sólo hay constancia de una modesta empresa de reparación de móviles) y aún menos puede ser gestionado por un déspota como Carlos Martín. La afición salmantina tiene dos alternativas: o apoyar a un proyecto que dice ser la Unión pero en lo único que se parece a ella es en repetir los errores que llevaron a esta a su liquidación, o apoyar un fútbol diferente, popular, democrático, responsable y transparente, en el cual el aficionado no es un simple consumidor, sino propietario de su propio club, y evitar que empresarios sin escrúpulos jueguen con los símbolos de toda una ciudad, y que cuando se cansen, el equipo se convierta en un juguete roto. En el derbi, yo estuve en aquel fondo rodeado de otros 3000 unionistas. Y tengo claro que, aquella noche, a pesar de la derrota, ganamos algo mucho más importante que tres puntos. Los cánticos de “Unión sólo hubo una” y “Fútbol popular” aún resuenan en el fondo norte del Helmántico. Otro fútbol es posible.

 

Aquí encontrarás aún más información sobre los oscuros negocios que rodean al Salmantino:

Tribuna de Salamanca, 13-07-2016 

El Mundo, 31-07-2017

Tribuna de Salamanca, 31-07-2017

Diario AS, 1-08-2017

La Voz de Salamanca, 25-11-2017

 

26-08-1999, Bilbao. Athletic Club y Unionistas de Salamanca. Aprendiendo.

1 Comentario

  1. LUISMI

    07/12/2017 a las 22:09

    UNIONISTAS O SALMANTINO

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *