El Villarreal vuelve a caer en dieciseisavos

El Villarreal CF, con el apoyo de toda su afición, se enfrentaba a una vuelta de dieciseisavos de final de la Europa League compleja tras el marcador adverso en la ida (3-1 en favor del Olympique de Lyon). El potencial del combinado francés tumbó a un Submarino amarillo que no llegaba en su mejor momento de la temporada al duelo. A pesar de la derrota a domicilio, el Villarreal se amarró al gol cosechado en el Groupama Stadium para creer en la remontada. Todo el equipo se volcó en la causa y animó al resto a sumarse a ellos mediante mensajes de motivación a través de las redes y portales web del club.

Era un partido para salir con todo, dar el resto y pelear por el gol desde el primer minuto. La lógica pasaba por vislumbrar un once inicial repleto de futbolistas con carácter ofensivo, sin embargo Calleja apostó por un doble pivote defensivo y dos interiores con clase. Esta decisión implicó sentar a hombres como Castillejo y Cheryshev que precisamente destacan por su explosividad y descaro en ataque. El conjunto echó en falta esa chispa para sorprender al Lyon en los primeros 45 minutos de juego, una situación poco favorable para los intereses del Villarreal puesto que cada minuto que pasaba sin gol solamente beneficiaba al contrario. Por contra, el resultado pudo diferir si los amarillos no hubiesen tenido la pólvora mojada. Trigueros disfrutó de un mano a mano ante Lopes que falló por una mala posición del cuerpo en el remate. Más tarde Bacca pudo habilitarse ante el meta tras un balón que le llegó de rebote a la frontal del área, pero una falta de convicción evitaron el remate del colombiano en una jugada que pudo acabar en gol.

El segundo tiempo sirvió para poner toda la carne en el asador. El mensaje lo dejó bien claro el míster amarillo retirando a Trigueros y Fornals del campo en lugar de Castillejo y Cheryshev. A partir de estas dos sustituciones el partido se rompió, el Villarreal perdió el control en el centro del campo. El choque se convirtió en un correcalles donde el poderío del Lyon se hizo notar en cada golpe a la contra. La ocasión más clara fue de Fekir que consiguió regatear a Asenjo, pero en su disparo se topó con un Bonera desafortunado en el despeje que casi le cuesta un tanto en contra para su equipo. El rendimiento del Villarreal desmejoró a partir de una tarjeta roja que vio Costa tras una jugada donde en primera instancia cometía falta y luego protestaba con holgura al colegiado. El Lyon aprovechó esta situación para sentenciar la eliminatoria con un gol de Traoré que no tuvo oposición en el remate, pues Asenjo quedó batido en la asistencia de Fekir.

 

 

 

Ficha técnica

Villarreal: Asenjo; Mario, Álvaro, Bonera, Costa; Trigueros (Cheryshev, m. 57), Fuego (Raba, m. 74), Rodri, Fornals (Castillejo, m. 46); Ünal y Bacca.

Olympique Lyon: Lopes; Rafael, Marcelo, Morel, Mendy; Traoré, Ndombele (Aouar, m. 77), Tousart, Fekir (Maolid, m. 87), Depay; y Mariano (Ferri, m. 82).

Gol: 0-1. Min: 85: Traoré.

Árbitro: Luca Banti (Italia) amonestó a los jugadores locales Álvaro, Fuego y Costa (expulsado por doble tarjeta amarilla en el m. 78); así como a los visitantes Marcelo y Fekir.

Campo: Estadio de la Cerámica.

 

Foto portada: Mundo Deportivo.

 

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.