A tiempo de reaccionar

Guedes Valencia CF Champions

Toda la afición tenía depositada muchas ilusiones en este regreso a la Champions ante un rival de entidad como la Juventus. Pese a ello, la mayoría sabíamos que lo normal, por el momento del equipo, era perder este primer encuentro ante uno de los mejores equipos de Europa y candidato a campeón. Pero la realidad fue aún más dura. Todo se puso de cara a la media hora. Cristiano se iba expulsado y jugando ante tu público, tenías una hora por delante con un jugador más para llevarte el duelo ante los italianos. No fue así.

El Valencia nunca estuvo cerca de llevarse los tres puntos y la Juventus aprovechó los dos penaltis evitables de Parejo y Murillo. Hay que decir también que mucho antes perdonaron tres ocasiones clarísimas. Se jugó en todo momento a lo que la Juventus quiso y el Valencia no hizo ni cosquillas a los italianos. Falto de ideas en ataque estático y abusando del centro lateral como recurso, ante la muralla italiana que había por el centro. Decepción general que se vio aún más agraviada con fallar un penalti en el último segundo que no hubiera cambiado las tornas del partido. Además, el United no falló en Suiza y venció 0-3. Posiblemente la mayor desilusión de la parroquia ché fuera no ver a su equipo competir el partido. A años luz de la exigencia de la Champions y del nivel del propio Valencia del curso pasado. Son cinco partidos, cuatro de Liga y el de ayer en Europa, sin ganar.

Las dudas comienzan a sembrar la cabeza de los jugadores según dijo Marcelino en rueda de prensa. Hace falta una victoria como el comer. Que de confianza y un empujón anímico a un grupo alicaído que todavía no sabe lo que es ir por delante en el marcador esta temporada. La mejor noticia es que aún se está a tiempo. Pero vienen curvas en el calendario. Villarreal, Celta, Real Sociedad, Manchester United y Barcelona. Se antoja vital puntuar en Old Trafford, pero para llegar a esa situación el equipo deberá mejorar mucho y el camino está en La Liga. Yo sigo confiando plenamente en esta gran plantilla y en Marcelino como entrenador.

Los motivos son muy sencillos, muchas cosas deben mejorar todavía: la línea defensiva, recuperar a Garay, que Murillo coja ritmo y nivel, que Piccini no sea un desastre, que Parejo vuelva a su mejor nivel, recuperar físicamente a Kondogbia, que Coquelin se recupere del todo, que Guedes coja la forma, que Gameiro las enchufe, que Batshuayi también tenga ritmo competitivo, el balón parado… tantas cosas donde mejorar que es difícil empeorar otras. A ver si comienza este domingo frente al Villarreal.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.